Latest News

Publicidad

IWÁ PELÉ

//]]>
-----------------------------------------------------------

Nuevo mensaje en Orishas Art

-----------------------------------------------------------
De: Orishas_Art
Mensaje 1 en discusión

IWÁ PELÉ

- Oddí Ká Ebóin Layé -


Se ha dicho que Iwá Pelé significa: Buen Carácter.
Es cierto. Iwá Pelé significa: Buen Carácter.

Cuando se les pide a quienes hablan mucho sobre Iwá Pelé, que definan a ese "Buen Carácter" que se da como significado de esta expresión, muchas veces se encuentran explicaciones que se relacionan con la imagen de una persona que manifiesta un estado de ánimo siempre dispuesto para practicar la tolerancia, la indulgencia, o la complacencia con respecto a los demás, o con la imagen de alguien que se esfuerza, o que se esmera en proceder de esta manera.
Pero aunque esto contiene parte de verdad, esto es una tergiversación, porque es una apreciación equivocada de un concepto - principio místico que fue enseñado por los orísha, a todas las comunidades humanas que engendraron a todas las grandes y pequeñas culturas del mundo.

¿QUÉ ES IWÁ PELÉ?


Iwá Pelé es una expresión que tiene tres significados:

1. Es el nombre de la Buena Animosidad o el Buen Carácter, una entidad femenina de la mitología arcaica de Ifá, quien era hija de Súúrú, La Paciencia, de quien se dice que fue el primer hijo engendrado por el Creador.

2. Es un estado de Gracia.
3. Es un estado de conciencia.


Primer significado


El primer significado de Iwá Pelé está relacionado con la mitología.
Iwá Pelé es el nombre de La Buena Animosidad o El Buen Carácter, una entidad femenina de la mitología arcaica de Ifá, quien era hija de Súúrú, La Paciencia, de quien se dice que fue el primer hijo engendrado por El Creador.

¿Y a su vez, este mito,... qué significa?

1

Este mito significa que Iwá Pelé, quien es El Buen Carácter, una entidad femenina, como entidad divina, como diosa, proyectó y representó todo el tiempo, todas las dimensiones de la cualidad que debía ser modelada de ella: el buen carácter.

¿Por qué lo hizo?

Porque todos los aspectos de la Creación manifestada, incluyendo a las cualidades humanas de cualquier tipo, fueron y son representados por entidades divinas, por entidades muy elevadas de la Creación ancestral.
Significando que las cualidades que podría manifestar o no manifestar una persona, fueron y son proyectados y representados en Aiyé, este Plano, el mundo de las formas físicas, por entidades divinas.
Y esto es así, por dos razones.

Primera razón:

Porque si se espera que la persona humana modele en sí mismo o en sí misma determinada cualidad, como podría ser un buen carácter, o cualquiera otra, si se espera que la persona reproduzca esta cualidad en su propia vida de acciones individuales, y en sus respuestas a los demás y a los sucesos de su entorno, entonces, la persona debe modelar esta cualidad, o sea, debe aprender este desempeño, tomando el aprendizaje de alguien.

¿Y por qué?

Porque no hay otra manera de aprender algo que no se conoce.

¿Y de quién se podría tomar el aprendizaje y el conocimiento, poniendo por caso como ejemplo, a una comunidad homogénea espiritualmente, donde todos vibran con igual resonancia, porque todos están casi en el mismo nivel de limitaciones y de carencias espirituales e intelectuales?

Solo podría tomarse el aprendizaje de los dioses.
Solo podría modelarse el desempeño que se pretende que sea bien aprendido, de los dioses encarnados.
Solo se podría aprender, de quienes eligieron venir a Aiyé, el mundo de las formas físicas, para instruir a las personas con sus enseñanzas y con su ejemplo.
Entonces, estas entidades divinas proyectarán todo el tiempo y manifestarán, durante sus existencias físicas en el mundo, la cualidad o las cualidades que hayan venido a representar entre las comunidades humanas.

Segunda razón:

Porque la persona humana fue creada con la misma sustancia de los dioses.
Significando que la creación de la persona humana fue concebida con una garantía, que fue diseñada con orientación al logro, puesto que su sistema energético fue capacitado para contener a la Divinidad.
Y el hecho cierto de que en la persona humana palpita la sustancia de los dioses, es un factor propiciador que le capacita para aprender directamente de los dioses.

2

El mito dice que Iwá Pelé, El Buen Carácter, era hija de Súurú, La Paciencia, quien se tiene como el primer hijo engendrado por El Creador.

Un hijo es un producto, una consecuencia, es un resultado.
Se sugiere que El Creador fue paciente, porque El Creador manifestó paciencia para concebir, diseñar y configurar lo que sería su Creación.
Por ello, el primer hijo engendrado por el Creador fue La Paciencia.
Porque aún antes de que se dispusiera el comienzo de la manifestación material de su Creación, y por tanto, aún antes de haber creado físicamente a alguien o algo, ya El Creador había generado y manifestado paciencia para preparar el proceso.
Por esto se dice que el primer hijo engendrado por El Creador es Súúrú, La Paciencia.

3

El mito dice que Iwá Pelé, El Buen Carácter, era hija de Súurú, La Paciencia.
El argumento de esto, está contenido en la secuencia de relaciones de correspondencia que se expone a continuación:

- Un hijo es un resultado
- Un buen hijo es un buen resultado
- Con paciencia se obtienen buenos resultados
- Con paciencia se genera un resultado que es el buen carácter

Por esto se dice que El Buen Carácter era hija de La Paciencia.

4

El mito dice que Iwá Pelé, El Buen Carácter, era hija de alguien, refiriéndose a que es una entidad femenina.
El argumento de esto está contenido en la línea de pensamientos que se expone a continuación:

- El Buen Carácter es una cualidad.

Es una cualidad receptiva. Porque permite recibir. / Al igual que un cáliz o copa, que permite recibir.

Es una cualidad contenedora. Porque permite contener. / Al igual que un cáliz o copa, que permite contener.

Es una cualidad transformadora. Porque alguien con buen carácter puede transformar a otros, y hasta modificar una situación.
Al igual que un cáliz o copa, que transforma, porque cambia la forma que adopta un líquido, y le impone su propia forma.

Es una cualidad propiciadora. Porque el buen carácter permite generar nuevas evoluciones.
Al igual que un cáliz o copa, que al contener un líquido, permite conservarlo y protegerlo, propiciando una diversidad casi ilimitada de nuevas evoluciones con ese líquido, al poder disponerse de este, gracias al cáliz que le contiene.

Y un cáliz o copa es una forma - figura - cuerpo - objeto femenino.
Al igual que El Buen Carácter, que por tener las características - propiedades, arriba mencionadas, es una cualidad femenina.

Por esto dice el mito que El Buen Carácter era hija de otra entidad, afirmando así que Iwá Pelé es una entidad femenina.


Segundo significado


Iwá Pelé es un estado de Gracia. ¿Y qué es un estado de Gracia?

Es una condición superior de equilibrio.
Es el estado de mayor equilibrio al que puede acceder la persona humana.
Al que puede acceder de manera transitoria o permanente.

Y este estado o condición extraordinario:
Se percibe como libertad.
Se percibe como plenitud.
Se percibe como beatitud.
Se percibe como paz interior.
Y se percibe como poder.

Y se entiende como iluminación.
Y se acompaña de la experiencia personal de percibirse a sí mismo o a sí misma, en unidad con la universalidad de todo, y con la Divinidad.
Tercer significado


Iwá Pelé es un estado de conciencia.

Porque es el nivel de conciencia que corresponde al estado de Gracia.
Porque es el nivel de conciencia que corresponde a la experiencia personal de la iluminación.

IWÁ PELÉ ES UN CONCEPTO UNIVERSAL


El estado o condición de Iwá Pelé es conocido por el pensamiento místico y religioso de casi todas las culturas, aunque se le menciona con nombres diferentes.

¿Por qué este término es manejado por diversas formas de pensamiento religioso?

Por lo siguiente:

La palabra religión procede del latín: religare. Significando re - ligar, en el sentido de volver a ligar, volver a unir, re - conectar el alma humana a su Creador.
Iwá Pelé es el nivel de conciencia que corresponde a la experiencia personal de la iluminación, donde se realiza esta re - conexión con Dios, y se experimenta la unidad personal con la Divinidad.
De manera que Iwá Pelé es el resultado de la percepción de conexión con el Creador.
Y la conexión con el Dios Creador es el propósito y la meta final de la religión como forma de pensamiento humano.

Es por esto, que el estado o condición de Iwá Pelé es conocido por el pensamiento místico y religioso de casi todas las culturas, aunque se le mencione con nombres diferentes.

En el Libro: Isaías, del Antiguo Testamento, de la Sagrada Biblia, se lee:

(...); y gozo perpetuo será sobre sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido.
(Is. 35. 10)

La Escritura advierte que huirán la tristeza y el gemido, anunciando un estado de ausencia de tristeza, y de ausencia de gemidos, al no haber razones para lamentos, todo lo cual caracteriza a ese nivel de elevación y evolución que es Iwá Pelé.
En ausencia de contrariedades que afligen, la persona que haya ascendido y evolucionado de esta manera, se inunda en un estado de gozo no interrumpido, de gozo con continuidad de gozo, o sea, de gozo perpetuo (...) sobre sus cabezas.

En el Libro: Proverbios, también del Antiguo Testamento, se lee:

El buen entendimiento da gracia; (...)
(Pr. 13. 15)

Advirtiendo que a ese estado de gracia, se llega con el buen entendimiento.
Y no es difícil entender que el buen entendimiento de las relaciones naturales que se establecen con los demás y con todo lo demás, con la vida en general, conduce al buen carácter.
Y el buen carácter es distintivo de Iwá Pelé.

Y en el Libro: El Santo Evangelio según San Juan, del Nuevo Testamento de la Sagrada Biblia, se lee:

(...) pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo.
(Jn. 16. 20)

En esta cita, Jesús entrega verbalmente una esperanza de evolución.
Y sitúa el gozo al final del camino, asegurando que aunque hoy, andando en el camino, la condición sea de tristeza, al final del camino, en la meta, espera un estado de gozo.
De manera que, en estas palabras en las que Jesús anuncia la consecución de un estado en el que la tristeza se convertirá en gozo, ha anunciado el estado o condición de Iwá Pelé.

SI IWÁ PELÉ ES BUEN CARÁCTER,... ¿QUÉ ES BUEN CARÁCTER?


Hay quienes enseñan que "Buen Carácter" se refiere a una "Buena Animosidad", en el sentido de que se refiere a una disposición de ánimo agradable, y amena para comunicar con los demás.
Y sucede que una condición así, casi inmediatamente es relacionada con la tolerancia, o con la clemencia, o con la indulgencia.
Aunque esto es cierto, esto es un concepto muy limitado de Buen Carácter, y por consiguiente, no abarca lo que realmente es Iwá Pelé.

¿Qué es Buen Carácter?

No es difícil entenderlo. Es un carácter bueno. Es un carácter apropiado, adecuado.

¿Bueno para qué? ¿Apropiado o adecuado a qué?
Bueno para generar cosas buenas. Apropiado o adecuado a las circunstancias de la vida, de manera que permite generar evoluciones convenientes.

El Buen Carácter debería ser entendido como el carácter que conviene manifestar o tener para dar respuesta a las situaciones muy diversas de la experiencia humana, de manera armoniosa para generar los mejores resultados.

Las personas tienen reacciones naturales, ante los estímulos de cualquier orden que reciben de su entorno.
Una manera común de reacción natural en las personas, es la reacción apasionada e impulsiva, o la reacción de respuesta cargada de emotividad y con pobre o ningún control de sus propios impulsos.
Las personas que reaccionan así, lo hacen porque esa es la forma primaria de reacción de su mente.
La mente no debería reaccionar sin control, obedeciendo a condicionamientos automáticos relacionados con sus emociones, o por sus consideraciones de agrado y desagrado.

El hecho puntual de que se interprete que Iwá Pelé es "Buen Carácter" en el sentido de complacencia, tolerancia, clemencia o indulgencia, es una tergiversación, y una manera de desvirtuar la profunda enseñanza contenida en esta expresión.

¿Por qué?

Porque la experiencia humana demuestra que las respuestas personales a las acciones humanas deben adecuarse a la situación, y no deben adecuarse a una forma pre - establecida de respuesta externa que aparente tolerancia, complacencia, o indulgencia.
Por ejemplo, se ha dicho muchas veces que violencia + violencia, genera como resultado más violencia.
Esto es cierto. Pero esto, no es absolutamente cierto, pues habrá situaciones especiales en la vida, en que se requerirá responder de manera enérgica, o incluso con violencia. Desconocer esto, es caer en una posición de enajenación, de desconexión con la realidad.

El Buen Carácter manifestará una manera de responder a alguien o a algo, que dependerá de las necesidades del momento, de lo que haga falta hacer en cada circunstancia, para generar en cada momento y en cada circunstancia, la mejor evolución posible para todos

Cuando no se responde con violencia a una acción violenta de alguien, se le está privando a esa persona de comprobar por sí mismo o por sí misma, el alcance de sus propios actos, y de entender las consecuencias de sus propias acciones.
Se le priva de la oportunidad de entender que esa violencia que viene sobre sí, es resultado directo y exclusivo, de la violencia que, por sí mismo o por sí misma, esta persona generó, y que es su responsabilidad.
Se le está privando de una vía para entender su responsabilidad personal.

Por estas razones, Iwá Pelé, el Buen Carácter, no significa un carácter complaciente, aguantón, tolerante, indulgente. Porque eso no siempre es bueno, al no ser conveniente siempre.

El Buen Carácter se define como:

El carácter que conviene manifestar o tener para dar respuesta a las situaciones muy diversas de la experiencia humana, de manera armoniosa para generar los mejores resultados

La persona que tenga o manifieste un carácter así, tiene o manifiesta un carácter bueno.
Y este carácter es bueno, porque ese es el carácter adecuado, apropiado, para garantizar un desempeño conveniente para obtener resultados mejorados.

LA ENSEÑANZA DE QUE "ES NECESARIO BUSCAR IWÁ PELÉ", ES FALSA
LA ENSEÑANZA DE QUE "HAY QUE TRATAR DE DESARROLLAR IWÁ PELÉ", ES FALSA


¿Por qué?

Por una razón simple, que frecuentemente es ignorada por quienes no prestan suficiente atención a las cosas simples, que son las que más abundan, y de las que se hacen las cosas complejas.

Porque a Iwá Pelé se llega.
Porque Iwá Pelé es la meta.
Porque Iwá Pelé no es el camino.

Si alguien pretende viajar a una ciudad distante dos horas de camino por carretera y conduciendo su automóvil, la ciudad a la que va, se convierte en su meta, ese es el sitio de destino de su viaje.
Ya esta persona lo sabe.
Ahora esta persona pone su auto en marcha, y comienza su viaje.
Ahora está en el camino.
Y ahora que está en camino, esta persona no necesita pensar durante su viaje, no tiene que pensar durante sus dos horas de viaje, que va a la ciudad de destino, que va a donde va.
- Porque esto ya lo sabe
- Porque eso, llegar a la ciudad de destino, pertenece al futuro
- Porque ahora está en el presente. Ahora debe vivir el presente. Debe atender al presente
- Para no accidentarse
- Para no descuidarse
- Para no perder alguna oportunidad que aparezca en ese camino por el que ahora, en el presente, va
- Ahora debe prestar atención a todo lo que puede depararle ese presente, que es el camino en el que está, ese presente que tiene tanto poder, que incluso puede desvirtuarle de su propósito de llegar a donde se ha propuesto ir, y alejarle de su meta

Así de igual, sucede con Iwá Pelé. Así de igual, sucede con todo.
A Iwá Pelé se llega. Iwá Pelé es la meta. Iwá Pelé no es el camino.
Cuando se anda el camino, se atiende al camino. Se sabe adónde se va, se conoce cuál es la meta, el sitio de destino. Pero se trabaja en el camino. Se presta atención al camino. Se vive el presente.
Y toda condición personal que no pertenezca al nivel de desempeño de Iwá Pelé, es presente. Porque Iwá Pelé es el futuro. Y la vida actual es el presente.

LA ENSEÑANZA DE QUE "HAY QUE TRATAR DE DEMOSTRAR IWÁ PELÉ", ES FALSA


¿Por qué?

Porque el estado o condición de Iwá Pelé no es un estado o condición externos.
El estado o condición de Iwá Pelé es un estado interno, es una condición interna.
Y puede llegar a ser apreciado por otros, porque desde el interior, se proyecta hacia el exterior, fuera de la persona.

No es necesario demostrar o manifestar Iwá Pelé, porque a Iwá Pelé se llega.
Y cuando se llega a este estado o condición extraordinario, Iwá Pelé se manifiesta espontáneamente, porque para entonces, el Buen Carácter se habrá hecho parte de la propia naturaleza de la persona.

Y.. ¿CÓMO SE LLEGA A IWÁ PELÉ?


Iwá Pelé es un resultado.
Las acciones generan resultados.
Y únicamente las acciones generan resultados.
De manera que a Iwá Pelé se llega por virtud de ejecutar determinadas acciones.

Las acciones que es necesario ejecutar para obtener resultados progresivos mejorados que conducirán al estado o condición final de Iwá Pelé, son las que emanan de las enseñanzas de la Sabiduría Primordial.
Y los vehículos y los portavoces de la Sabiduría Primordial, son los Ancestros, Orísha, Ifá.

No es necesario hacer "algo especial" para acceder a Iwá Pelé.
Porque Iwá Pelé es una condición de equilibrio, resultante de una programación mental.

Lo único necesario para acceder a Iwá Pelé, es propiciar la programación de la propia mente, a partir del seguimiento de las indicaciones y enseñanzas de la Espiritualidad.
Y esto, no solo conociendo, sino aplicando lo que se conoce.
Preocuparse únicamente por el presente, porque el pasado ya pasó, y el futuro no existe. La única realidad es el presente.
El único esfuerzo que ha de hacerse, es por vivir en el presente, y por aprovechar cada una de las numerosas oportunidades que el presente concede a cada persona, para darle aplicación práctica al conocimiento recibido o conquistado.


...................

Referencia bibliográfica para los textos bíblicos citados:
Santa Biblia (Antiguo y Nuevo Testamentos) (Antigua versión de Casiodoro de Reina (1569) Revisada por Cipriano de Valera (1602) (Otras revisiones: 1862, 1909 y 1960) (Revisión de 1960, con referencias y concordancia) (Edición en español de Sociedades Bíblicas Unidas)

Este artículo pertenece a obras personales protegidas por las leyes internacionales de Derecho de Autor

-----------------------------------------------------------

Para dejar de recibir este mensaje o cambiar la frecuencia de entrega, dirígete a tu Configuración del correo electrónico.
http://groups.msn.com/OrishasArt/_emailsettings.msnw

¿Necesitas ayuda? Si has olvidado tu contraseña, vé a Servicios para usuarios de Passport.
http://groups.msn.com/_passportredir.msnw?ppmprop=help

Si desea formular alguna consulta o hacernos llegar sus opiniones, vaya a la página Ponte en contacto con nosotros.
http://groups.msn.com/contact

Si no deseas recibir más mensajes de correo electrónico de este grupo de MSN en el futuro, o si has recibido éste por error, haz clic en el vínculo "Quitar". En el mensaje de correo eletrónico que se abre, simplemente haz clic en "Enviar". Tu dirección de correo electrónico se eliminará de la lista de correo de este grupo.
mailto:[email protected]

Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates