Latest News

Publicidad

LA SEMANA SANTA

//]]>


---------- Forwarded message ----------
From: Jose Varela <[email protected]>
Date: 21-jul-2008 9:17
Subject: LA SEMANA SANTA
To: [email protected]

---------- Forwarded message ----------
From: Orishas_Art <[email protected]>
Date: 20-jul-2008 13:06
Subject: LA SEMANA SANTA
To: Orishas Art <[email protected]>

-----------------------------------------------------------

Nuevo mensaje en Orishas Art

-----------------------------------------------------------
De: Orishas_Art
Mensaje 1 en discusión

LA SEMANA SANTA

- Oddí Ká Ebóin Layé -

La semana santa es un período de aproximadamente siete días, durante el cual se recuerdan los hechos relevantes de la Vida, Pasión y Muerte de la manifestación personal del Espíritu del Cristo en la Tierra, a través de la persona física de nombre Jesús, un evento histórico que la Iglesia Católica hizo parte de sus tradiciones.
Es aparente que el término Semana Santa y su significado, son expresiones netamente católicas. Pero eso es solo una apariencia, que se explica por el hecho de que ha sido la Iglesia Católica quien ha promovido todo lo que en cuanto a divulgación y celebraciones, se relaciona con la Semana Santa.
El contenido y significado de la Semana Santa no son privativos de la Iglesia Católica ni de la doctrina católica. Porque su contenido y su significado se refieren a hechos que tienen que ver con toda la Humanidad, incluso con el entorno natural de todo el planeta, sin importar la fe religiosa de las personas, y sin importar que las personas carezcan de fe religiosa. Todos por igual, son susceptibles de ser afectados para mal o para bien, por las evoluciones espirituales que se ponen en marcha durante este corto período de tiempo, aunque no sean conscientes de esto, incluso aunque mueran creyendo que no.


¿Por qué la significación de la Semana Santa no es un acontecimiento privativo de la doctrina católica?


Porque la doctrina que revela las enseñanzas del Espíritu del Cristo en la Tierra, es la doctrina cristiana, no es la doctrina católica.

Porque la doctrina cristiana, que es la doctrina que revela las enseñanzas del Espíritu del Cristo en la Tierra, es anterior a la doctrina católica.

Porque para cuando la Iglesia Católica nació, ya el Espíritu del Cristo se había manifestado en la Tierra en múltiples ocasiones, en diversos tiempos y lugares.

Y porque las enseñanzas cristianas no están comprometidas con una forma de culto en particular, sino que se acercan y se mezclan con todos los grandes cultos que fructificaron a través de los tiempos.


¿Entonces, cómo se podría definir o concebir a la Semana Santa, sin vincularla con la doctrina católica?


La Semana Santa es un período de aproximadamente siete días, durante el cual, el Cielo proyecta hacia la Tierra, efectos del recuerdo del tiempo en que el Creador descendió y vivió en la comunidad humana, compartiendo con ellos su mundo físico, y su mundo emocional y de relaciones sociales.


Pero la tradición católica asegura que fue el Hijo de Dios el que descendió...


Porque la tradición católica enseñó a medias, las pocas verdades que enseñó.
Fue elegida un alma, la que encarnó en la persona que fue llamado Jesús, hijo de María. Y este niño nacido de manera especial y anunciada, fue preparado desde su nacimiento, durante su infancia, durante su adolescencia, durante sus años mozos, para una misión espiritual y social excepcional.
La misión de este hombre sería servir de vehículo, prestar su cuerpo físico, para que a través de él, durante los años de su vida, se manifestara en determinados momentos, el Espíritu del Dios Creador, y para que se manifestara en determinados momentos, el Espíritu de una entidad muy elevada de la Creación, que tiene la regencia de este mundo, y que es Hijo del Dios Creador. De manera que, el Padre (el Dios Creador) y el Hijo (la entidad regente de este mundo) se manifestarían a través del cuerpo físico, hablarían a través de la boca, viajarían a través de los pies, y trabajarían a través de las manos, de la persona de nombre Jesús.


¿Y esto de que el Dios Creador se manifiesta en la Tierra a través de una persona física, es un concepto coherente con las enseñanzas de Orísha y de Ifá?


Sí lo es. De hecho, ha sido Ifá quien así lo ha enseñado en todas las épocas, desde el principio, y miles de años antes de que apareciera el primer devoto católico en el mundo.
Todo lo relacionado con la manifestación personal del Dios Creador entre las comunidades humanas, puede comenzar a entenderse cuando se entiende el significado de la palabra Cristo.
Cristo no es una persona. Cristo es un nivel muy alto de conciencia y de desarrollo evolutivo, al que pertenecieron y pertenecen muchas entidades que se presentaron en persona, en este mundo.
Cristo es lo más cerca de Dios, con lo que pueden interactuar personalmente y directamente, las comunidades humanas actuales.
Otra manera de decir lo mismo: Lo más cerca del nivel en el que se mueve el Dios Creador y con lo que pueden comunicar las comunidades humanas actuales, la visión más cercana de Dios, la percepción sensorial más cercana de Dios a que pueden acceder, es la visión, es la percepción, de alguien que se mueve en el nivel del Cristo.
Porque por encima del nivel del Cristo, hay otros niveles de energía, hay otras entidades y otras formas de conciencia, aún antes de llegar a la cúpula de jerarquías representada en el Dios Creador. Pero esas entidades procesan una energía tan evolucionada, con una luminosidad tan abrumadora, que de presentarse tal como son, entre las comunidades humanas que habitan los mundos de la Creación que tienen un nivel evolutivo inferior al nivel del Cristo, causarían la aniquilación de todos sus miembros, porque el sistema energético personal de las personas en su actual estado de evolución, no está habilitado para interactuar directamente con esas entidades y sobrevivir a ese encuentro.
De manera que, si el Dios Creador, o cualquiera de las entidades que habitan los planos de la Conciencia Universal superiores al nivel del Cristo, quisieran descender a Aiyé, el mundo de las formas físicas, personalmente como personas que son, e interactuar directamente con la Humanidad del planeta, deben necesariamente presentarse en el nivel de conciencia cósmica que corresponde al Espíritu del Cristo. Esto es equivalente a vestirse con una escafandra energética que les permite des acelerarse, y pasar por un reajuste de frecuencias. Solo así pueden entrar en el cuerpo de una persona física de este mundo, solo así pueden vivir una vida humana entre los demás, y solo así pueden interactuar con los demás, sin dañarles.

El cuerpo de enseñanzas sagradas de Ifá que fueron legadas a la posteridad en tierras cubanas, documenta que en los códices del Óddun: Obbára Mélli (Obbára - Obbára):

Nace el dogma de la entrada al mundo de entidades de otro mundo, mediante las personas vivas

Y documenta que en los códices del Óddun: Oragún (Ofún - Ofún):

Nace el mito de las visitas de Olófi

Y con respecto a la épica de la Pasión de Jesús el Cristo, la tradición cubana documenta que en los códices del Óddun: Ofún Funí (Ofún - Ojuáni):

Nace el Calvario, y el peregrinaje por el mismo

Nace el secreto de los paños de Ósha sobre la cabeza consagrada

Sobre esto último, vale decir que los rituales que se efectúan con los paños de Ósha, sobre la cabeza de la persona que está siendo consagrada, se basan en el mismo misterio ancestral, por el cual la imagen del cuerpo físico quedó grabada en el sudario. El mismo misterio por el cual, cuando la Sacerdotisa, la Venerable y Siempre Amada María de Magdala, secó con un paño blanco el rostro sudado y ensangrentado del cuerpo de Jesús, cuando cargaba el madero transversal de la cruz, camino al Gólgota, la imagen del rostro del Redentor quedó grabada en el paño.
Porque en definitiva, el conocimiento de la épica relacionada con la Vida, Pasión y Muerte de Jesús, el Cristo, como lo divulga la Iglesia Católica, es la referencia de la Vida, Pasión y Muerte, de la manifestación personal del Espíritu del Cristo en la Tierra, como lo enseña Ifá.

En el cuerpo de la persona de nombre Jesús se manifestó personalmente el Dios Creador, y en otros momentos se manifestó personalmente el Hijo de Dios, como ha sido explicado, además de que, como es obvio, se manifestó el mismo Jesús, como hombre.
De manera que, los hechos contenidos en la Pasión y Muerte de Jesús, el Cristo, fueron hechos provocados al Espíritu del Dios Creador. Porque cuando torturaron con saña al cuerpo físico de Jesús, cuando le injuriaron y le mataron, lo que hicieron no lo estaban haciendo a Jesús. Lo estaban haciendo al Padre (el Dios Creador) y al Hijo (el espíritu regente de este mundo, que compartía por momentos el cuerpo de Jesús, alternándose con el Padre, y con el mismo Jesús)

Esa es la trascendencia de la epopeya única que se conmemora cada año en Semana Santa, y la razón por la que esta epopeya supera en gravedad y en consecuencias, a cualquier episodio histórico anterior, o posterior, de violencia, de hechos de sangre, y de muertes colectivas. Porque en este caso, estaban haciéndoselo directamente a la persona del Dios Creador

Así entendido, los días en los que se produjo la detención, el enjuiciamiento, la tortura y la muerte provocada de la manifestación personal del Espíritu del Cristo en la Tierra, son días en los que prevaleció el Mal sobre el Bien, son días en los que las fuerzas tenebrosas de la Creación tienen impunidad para operar con libertad en el mundo de las personas vivas, así como en el mundo de los muertos.
Y eso es lo que está escrito e inscrito en el Astral, en el Techo del Mundo.

Cada año, el Cielo devuelve el reflejo de esa epopeya hacia la Tierra

Esto significa la proyección de efectos de esa epopeya, que generarán efectos en el mundo personal de las comunidades, ya sea que crean o no, en estas concepciones de la vida y de la Espiritualidad.

Y es por todo lo que se ha explicado, que quienes establecieron las normas del Culto a Orísha en tierras cubanas, advirtieron con insistencia sobre la importancia de prestar atención a estos días sagrados y especiales.
Siempre se ha creído que ellos celebraban o se referían a estos días como una manera de adaptarse al culto católico que les fue impuesto, como una forma de sincretismo. Pero es que el sincretismo no ha sido bien entendido, puesto que su importancia ha sido minimizada al hecho de ser considerado la expresión de un mecanismo de adaptación.
Reitero que, quienes establecieron las normas del Culto a Orísha en tierras cubanas, advirtieron con insistencia sobre la importancia de prestar atención a estos días sagrados y especiales, más allá de la apariencia exterior, de la hipocresía o de la diplomacia para sobrevivir en un medio que no fue diseñado para que sobrevivieran sus creencias, más allá de eso.

Puertas adentro, en la intimidad y seguridad de sus humildes casas, en la confianza que le inspiraban sus familiares de sangre y sus familiares religiosos, cuando no tenían que decir lo que otros querían que dijeran, ellas y ellos advirtieron con insistencia sobre la importancia de prestar atención a estos días sagrados y especiales.

Y una prueba de que ellas y ellos no enseñaron estas creencias, precisamente para ajustarse a lo que decía el régimen católico, está en que ellas y ellos enseñaron a tomar precauciones, y a efectuar actividades en esos días especiales, que jamás enseñaron las autoridades católicas.


Semana Santa


Durante la Semana Santa:

No se saluda a Éggun.
No se saluda a Orísha.
No se trabaja con Éggun.
No se trabaja con Orísha.
No se invoca a entidades Éggun.
No se invoca a entidades Orísha.

No se efectúan holocaustos.
No se efectúan ofrecimientos.
No se efectúan acciones de rogativa.

No se confeccionan collares de Orísha.
No se preparan fundamentos de Orísha.
No se preparan fundamentos de prendas.

Las representaciones materiales de las deidades no deben estar expuestas.
Para esto, los fundamentos consagratorios de Orísha deben ser cubiertos con un género de color oscuro.
Si las representaciones materiales de las deidades Orísha se encuentran ubicadas en un lugar de acceso restringido, por ejemplo, dentro de un closet cerrado y a oscuras, no es necesario cubrirlas, pues bastaría con mantener cerrado ese closet.
Si las representaciones materiales de las deidades Orísha se encuentran ubicadas en un Cuarto de Santo, un Igbodú, donde solo se encuentran elementos religiosos, y al que no se requiere acceder por obligación para mantener la dinámica de la vida en el hogar, entonces se apagan todas las luces, se cierran todos los accesos (ventanas, puertas) y no se abre más.

Solo se usa iddéfá.
Iddé Ósha no se usa.
Puede usarse collar de Órunmilá.
Los collares de Orísha no se usan.
La excepción para esto, son las personas en condición de Yáwó.
Si los collares de Orísha se usan, incluso por las/los Yáwó, deben usarse por dentro de las ropas, directamente sobre la piel.

No se toman hierbas de la Naturaleza.
No se toman elementos para uso ritual, de sitio alguno de la Naturaleza.

No se maldice.
Tampoco se bendice.
No se participa en disputas.
No se participa en peleas físicas, a menos que sea inevitable.
No se castiga a los niños y menores de edad en general. Si el castigo es necesario, se pospone.

No se realizan excursiones.
No se practican deportes extremos.
No se participa en juegos peligrosos.
No se interna en bosques, o áreas similares.

No se hacen apuestas.
No se toman juramentos.
No se efectúan compromisos religiosos.
No se ofician consagraciones religiosas.
No se efectúan limpiezas físicas en la casa.
No se barre, a menos que sea imprescindible.
No se efectúan limpiezas energéticas en la casa.
No se consume carne (en Jueves Santo y en Viernes Santo)
No se celebran fiestas (principalmente en Miércoles de Ceniza, Jueves Santo y Viernes Santo)
No se cierran tratos o compromisos (principalmente en Miércoles de Ceniza, Jueves Santo y Viernes Santo)

No se interrumpen tratamientos médicos.
Se cancelan las intervenciones quirúrgicas electivas, manteniéndose solo las intervenciones de urgencia (en Jueves Santo y Viernes Santo)

No se efectúan consultas de Oráculo, a menos que la consulta sea generada por una situación impostergable.

No se invocan ni se efectúan llamados a las fuerzas oscuras de la Creación.
No debe insultarse ni maldecirse a las fuerzas oscuras de la Creación y al Mal como concepto y como entidad.

No se aplican perfumes o fragancias sobre la cabeza ni sobre el cabello.
Se evitará concebir, principalmente en Jueves Santo y en Viernes Santo. Toda mujer deberá tomar precauciones para evitar ser fecundada en esos días. Porque lo que llegará al mundo, que haya sido concebido en esos días, no será para beneficio del mundo.

Todos los hijos de Obbátalá, y principalmente los hijos de Obbátalá Obbámoró, deberán rogarse la cabeza en algún momento de la Semana Santa, idealmente antes del mediodía del Jueves Santo. Si antes de ese momento esto no se hizo, deberá cumplimentarse con esta medida de protección en la primera oportunidad.

Las normas del culto a Orísha, como evitar exponerse en las calles a las 12:00 horas, deberán respetarse con estricta disciplina en esos días.

Los devotos de Orísha que han recibido consagraciones de Itá, no deberán asumir el riesgo de incumplir indicaciones de Itá durante esos días.



Fin de la Semana Santa: Domingo de Resurrección


En el amanecer de Domingo de Resurrección, la Divinidad despierta al mundo entregándole su bendición.

Ese día:

Se abre el Igbodú que estuvo cerrado, o se retira el género oscuro que cubrió a las representaciones materiales de las deidades.

Se efectúa limpieza física de toda la casa.
Se efectúa limpieza energética de toda la casa.
Los devotos reciben baños lustrales con omíéro, o con otros preparados.
Se renueva el agua de las soperas y de receptáculos de Orísha que contienen agua.
Se refrescan todas las piedras y herramientas de las deidades con omíéro, o al menos con agua limpia y fresca tomada en ese amanecer.

Se unta manteca de corojo o aceite de palma a las representaciones de Orísha que corresponda, y a sus utensilios.
Se unta manteca o mantequilla de cacao a las representaciones de Orísha que corresponda, y a sus utensilios.

Los collares de Orísha se lavan con omíéro, o se refrescan en agua fresca y limpia recogida en ese amanecer.
Las personas que han recibido collares de Orísha, pondrán sobre sus cuerpos en primer lugar, el collar o los collares de Obbátalá. Solo un rato después, pondrán sobre sus cuerpos los restantes collares.

Se recogen hierbas y otros elementos de los entornos naturales, en el amanecer y en las primeras horas de la mañana, para uso ritual y para uso curativo.

Se encienden velas a Éggun.
Se encienden velas a Orísha.



(...)

...................

Tomado de obras personales protegidas por las leyes internacionales de Derecho de Autor

-----------------------------------------------------------

Para dejar de recibir este mensaje o cambiar la frecuencia de entrega, dirígete a tu Configuración del correo electrónico.
http://groups.msn.com/OrishasArt/_emailsettings.msnw

¿Necesitas ayuda? Si has olvidado tu contraseña, vé a Servicios para usuarios de Passport.
http://groups.msn.com/_passportredir.msnw?ppmprop=help

Si desea formular alguna consulta o hacernos llegar sus opiniones, vaya a la página Ponte en contacto con nosotros.
http://groups.msn.com/contact

Si no deseas recibir más mensajes de correo electrónico de este grupo de MSN en el futuro, o si has recibido éste por error, haz clic en el vínculo "Quitar". En el mensaje de correo eletrónico que se abre, simplemente haz clic en "Enviar". Tu dirección de correo electrónico se eliminará de la lista de correo de este grupo.
mailto:[email protected]
Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates