Latest News

Publicidad

Fwd: Mitologías Africanas

//]]>
Nuevo mensaje en Orishas Art

-----------------------------------------------------------
De: Orishas_Art
Mensaje 1 en discusión

Mitologías Africanas

Desde tiempos remotos el ser humano, en su estado primario, no solo
fue susceptible al mundo que le rodeaba y que podía atrapar a través
de sus sentidos, sino que también receptó y fue sensible a un mundo
espiritual o mágico que se hizo patente de diferentes formas, de
acuerdo con momento, lugar y circunstancias en que se producían
ciertas manifestaciones.

En ese sentido el antropólogo William Harvells señala: "El hombre es
una criatura que comprende cosas que no ve y cree en cosas que no
puede comprender, lo que revela la condición espiritual humana, que en
todo tiempo ha tratado de vincular su vida a lo que en su mente o
imaginación tiene lugar. Así nace la necesidad de fabular que se
observa en la historia de casi todos los pueblos de la tierra".

De esta capacidad humana de hacer narraciones, de fabular, de crear leyendas se
origina la Mitología, que por supuesto trata de dar respuesta a las
crecientes inquietudes que se plantean las alboreas sociedades. Las
diferentes culturas se conformaron con fábulas y narraciones que
sacratizan a hombres notables o magnifican como dioses a las más
esenciales manifestaciones universales de la naturaleza.

Las culturas que conforman el mosaico africano han dado origen a
maravillosas Mitologías que se han querido ignorar a partir del diseño
hegeliano aplicado al mundo desde mediados del siglo XIX hasta la
década de 1950, según el cual los pueblos quedaban divididos en
históricos (los primarios que habían servido como propulsores de
acontecimientos y por ende del desarrollo) y los no históricos (los
que por su posición pasiva no habían influenciado en el desarrollo
espiritual de la humanidad), entre los cuales se había situado a
África.

Gracias al desarrollo de las diversas disciplinas de las Ciencias
Sociales, así como otras a través de las cuales se han despejado las
dudas y enigmas que en los diferentes campos del conocimiento existían
en relación con el mundo africano, han salido a la luz estas
Mitologías.

Egipto, sin lugar a dudas, la primera alta civilización de la que se
tiene conocimiento está en el continente, a pesar de que los elementos
reaccionarios trataron de desvincularla del resto del mundo africano.

Fue tanto el aporte de esta cultura a occidente que parecía una
herejía vincular a Egipto con África. Debemos reconocer, como señala
Rashid El-Nadoury en su libro "El Legado del Egipto Faraónico", que la
valiosa herencia legada a la humanidad por el Egipto faraónico se
encuentra en numerosos ámbitos tales como en la Historia, la Economía,
las Ciencias, el Arte y la Filosofia. Y lógicamente su Mitología, que
implica a dioses como Orun, Isis y Osiris, ampliamente conocidos y
divulgados en el mundo occidental.

Otras como la Mitología Yoruba a nivel de las más conocidas en el
mundo como la Fenicia, la Caldea o la Griega, cuenta con más de 400
dioses, según el profesor Wande Abimbola, cosa que no se debe poner en
dudas si se toma en cuenta que este pueblo fue en un momento de su
evolución histórica un gran Imperio que sometió a diversos pueblos y
comunidades, no sólo de la región subsahariana noroccidental donde se
hallaban sus ciudades estados más importantes, sino que logró
involucrar a zonas tan lejanas como territorios del Maghreb por la
parte norte o llegar a zonas costeras del Océano Indico.

Sus dioses muy conocidos en América emigraron junto a los africanos
esclavos que llegaron al Nuevo Mundo, víctimas de la Trata, su cultura
ágrafa sustentada en la oralidad permitió a esta Mitología viajar en
las mentes de esos seres que referían en sus relatos la proyección
cosmogónica que tenían sobre el mundo.

El hecho de que el Universo estuviera regido por el caos, representado
por Eshu, y que una vibración sonora diera nacimiento a Olordumare,
que estableció un orden y dio la luz, indudablemente establece un
paralelismo muy semejante a lo que se puede considerar la Mitología
Semita.

Otros como Shango, Dios Guerrero que se asocia con el fuego y que
pertenece a la categoría de héroe, el cual por su acción y valentía
fue sumado a las huestes de la mitología, en realidad "cuando fue
humano" este monarca, cuarto Alafín de Oyó, alcanzó su celebridad a
pesar de que su reinado fue corto por las diversas medidas que tomó en
beneficio de su pueblo, entre ellas cambiar el lugar donde estaba
enclavada su ciudad estado e instalarse en un lugar más propicio que
le diera acceso a las diferentes vías comerciales de su época.

Elegguá, uno de los dioses más importantes por el papel que juega en
relación con su facultad de ayudar o de crear obstáculos a los seres
humanos, revela la esencia sobre el parecido de los dioses en tanto
representan la proyección humana sobre el universo. Al respecto un
escritor manifestó: ¿Cómo explicar el insólito paralelismo de Hermes y
Elegguá? Ambos son deidades viajeras. Los mensajeros de los dioses,
los guardianes de las puertas, los señores de los umbrales y protegen
los caminos?.

Asimismo los Dogones tienen una interesante proyección en su Mitología
en cuanto a la formación del mundo, que descontando todo lo que la
narrativa puede aportar, se relaciona directamente con la teoría de un
universo que se contrae por una parte y se expande por otra. En sus
relatos la "Grulla Coronada" goza de alto prestigio, pues según la
leyenda fue quien instruyó al ser humano en el uso de la palabra, por
ello N`Kuma significa grulla y N`Guma quiere decir yo hablo.

Los Ziba, etnia que habita en el territorio de Tanzania -enclavada en
el este africano- tienen un Dios muy importante que se llama Rugaba;
éste al igual que Oloddumare está tan alejado de los seres humanos que
por lo general no se le invoca, otros dioses se ocupan de las cosas
comunes y ordinarias relacionadas con las personas. Aquí también vamos
a tropezar con esa historia de los orígenes que siempre se refiere a
la existencia del Caos.


Kalunga es un dios que se le conoce indistintamente por diferentes
pueblos de la antigua región del Vacongo. Para algunos de ellos este
es el dios único y universal; para otros, se relaciona con los océanos
y por ende también se asocia con el origen de todas las cosas.

En las diferentes leyendas, relatos, mitos y fábulas de las cuantiosas
"Mitologías africanas" hay una tónica que las caracteriza a todas y
las iguala, y es la referencia a sus seres divinos que todos habitan
en los cielos, o vienen de ellos, o se retiran a ellos.

Así los Djaga que habitan cerca del Kilimanjaron, la montaña más alta
de África cuyas cumbres se mantienen nevadas, aluden a un Dios que
llegó a este planeta y murió al regresar a su lugar de origen.

Los Nandi, de Kenya, hablan en sus leyendas de un gran Jefe llamado
Tororut con figura humana pero que llegó de la bóveda celeste. Los
Luba que viven en República Democrática del Congo en su Mitología
hablan sobre varios dioses, pero el principal es Mukule, el que vive
en los cielos.

También a través de los dioses se produce el aprendizaje de las cosas
humanamente necesarias a la sociedad. Los Bembas de Zambia tienen un
dios llamado Kabezya que instruyó a las personas de su pueblo para
manipular el curso de las aguas, por medio de diques, canales y otros
recursos, se dice que se ocupó de la agricultura dando los
conocimientos necesarios a través de los cuales se pudo diferenciar
las plantas y conocer sus propiedades, así como realizar las labores
indispensables para garantizar una buena cosecha.

A él se debe la introducción de los animales que fueron traídos, según
la leyenda, de los espacios siderales e hizo bajar a los seres humanos
para poblar la tierra.

Los pigmeos del Lago Kilo, una de las etnias primarias africanas que
aún subsisten, reconocen en sus leyendas la existencia de un Dios
llamado Rurema que tomando cuerpo como persona bajó a este mundo para
llevar a cabo la gran creación.

Joyce Torday, en sus notas sobre los pueblos comúnmente llamados
obakuba, así como sobre las poblaciones emparentadas con los
obushongo, publica en Bruselas en 1910 relatos que muestran aspectos
significativos de la culturas de esos pueblos, los cuales reconocen a
un dios llamado Bumba de quien se decía:

"Al principio reinaba la oscuridad sobre la tierra que estaba
sumergida bajo las aguas, entonces vino Bumba, un gigante de piel
blanca, cierto día este sufrió un cólico y vomitó: primero devolvió
las estrellas, el sol y la luna, luego el calor del sol evaporó las
aguas y aparecieron bancos de arena. Entonces un hijo de Bumba vomitó
una planta de la que fueron naciendo todas las plantas existentes, a
continuación vomitó a las criaturas de la tierra -primero a los
animales y por último al hombre. También expulsó las medicinas, el
hierro aereolítico y la navaja de afeitar. Entonces los animales
continuaron la creación.

Una vez creada la tierra y todo cuanto contiene, Bumba descendió a los
poblados de los hombres y les dio la ley que prohibe los alimentos
impuros. Luego eligió a uno de los humanos para que reinase sobre
ellos como Dios en la tierra. Hecho esto se elevó en los aires y
desapareció en el cielo".

Una y otra vez las leyendas repiten o reiteran lo mismo en su esencia,
aunque no en la forma. Lo sorprendente es la semejanza que éstas
tienen con otras Mitologías de Culturas con las que no habían entrado
en contacto y este hecho aparentemente casual es el que revela y
ratifica la condición de África como cuna de la Humanidad.

Anadria Caballero

Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates