Latest News

Publicidad

La charlatanería virus degradante de la astrología, el Tarot y el oráculo de Ifá

//]]>
Nuevo mensaje en Orishas Art

-----------------------------------------------------------
De: Orishas_Art
Mensaje 1 en discusión

La charlatanería virus degradante de la astrología, el Tarot y el
oráculo de Ifá
Los antiguos sacerdotes mesopotámicos que observaban las estrellas
desde el Zigurat, no se rebajaron nunca a levantar un horóscopo
personal, pues la astrología en sus inicios, fue usada para determinar
el destino colectivo de los pueblos; la guerra, las cosechas, la
prosperidad, la salud y los asuntos internos del reino, eran
competencia de sacerdotes iniciados en el culto celeste; en esos
tiempos predominaba la astrología impersonal, y para ser astrólogo, el
aspirante debía iniciarse en secretos bien profundos, que los
sacerdotes mayores guardaban con extremo recelo, y además de eso
juraban por su vida, que no los revelarían bajo ninguna circunstancia;
sin embargo, el intercambio comercial entre los pueblos y las
conquistas militares, fueron los vehículos para que la astrología
llegara a otras tierras. En el pueblo helénico nació la astrología
personal y allí se levantaron los primeros mapas natales;
inevitablemente la astrología, se expandió a otros imperios y los
astrólogos comenzaron a formar parte de la estructura política de los
reinos; cada emperador o rey, poseía uno o más astrólogos, para que
les revelara los mensajes del cielo. No se puede negar que en esta
expansión de la astrología, muchos pueblos aportaron valiosos
conocimientos sobre el cielo y que hasta hoy día muchos astrólogos
usan, tal es el caso de las partes arábigas; pero desdichadamente la
astrología se hizo profana, dejo de ser una religión, sus sacerdotes
abandonaron su juramento y entregaron los secretos a los neófitos.
Casi todos los historiadores coinciden en que el origen de la
charlatanería en la astrología, se inició en la antigua Roma, donde
pasó a manos del vulgo .

Es un hecho innegable que el astrólogo debe desarrollarse
espiritualmente, esa es la única forma de alcanzar el nivel exigido
por la mente, para poder comprender e interpretar las energías
emanadas de las fuentes planetarias; que por cierto, son comunes
también al Tarot y al oráculo de Ifá; no obstante, es precisamente la
falta de desarrollo espiritual en muchos adivinos, lo que ha generado
a tantos charlatanes en los oráculos. La persona se compra unos libros
de astrología, un manual para interpretar el Tarot o una enciclopedia
de Ifá y basta; ya soy astrólogo, experto en el tarot o neófito con
conocimientos de Ifá. Aquí en Venezuela, solo basta con encender la
televisión en las mañanas, para ver a una legión de astrólogos y
cartománticos, recomendando a la audiencia vestirse de un color
determinado, bañarse con esencias o vaticinando un ponche de llanta
durante el día. Aunque se trata evidentemente de charlatanes, el
suscrito los considera inocuos; pero el problema se presenta cuando un
astrólogo, un practicante del tarot o un sacerdote de Ifá, pone en
práctica la forma mentís de la astrología, el tarot o Ifá, hecho
derivado de tratar de adecuarlos a sus inclinaciones personales. Es un
hecho público y notorio, que muchos astrólogos escriben en sitios WEB
con un determinado sesgo político, donde incluso envían mensajes nada
halagadores para el pueblo venezolano y todo porque no están de
acuerdo con el sistema de gobierno que la mayoría eligió
democráticamente; da vergüenza y pena ajena, como una famosa astróloga
y lectora del tarot, la cual tenía un programa en un canal de TV con
una línea editorial opuesta al gobierno, y que ahora está radicada
fuera del país; publique sus siniestros pronósticos del Tarot para
Venezuela, ahora aderezados con supuestas revelaciones místicas que
recibe y que solo auguran un baño de sangre para el pueblo venezolano;
amén de que sus revelaciones e interpretaciones de los arcanos, son
muy parecidas a los argumentos de los enemigos de Venezuela y su
gobierno; es oportuno recordarle a esta señora y a muchos de los
astrólogos que asumen esa conducta, que cuando no se está desarrollado
espiritualmente, las revelaciones místicas son harto peligrosas; pues
ángeles pueden pasar por demonios, sino pregunten a quién habló con
Dios y luego decidió invadir el país Persa en busca de armas de
destrucción masiva inexistentes.

Un supuesto sacerdote de Ifá, también ha emprendido una tarea similar
a la de la astróloga mencionada, sus vaticinios afloran en todos los
sitios y foros claramente antigubernamentales; lo grave de esta
situación, es que usa el oráculo sagrado de la religión yoruba y viola
así su propia condición de sacerdote de Ifá (aún tengo el beneficio de
la duda de que verdaderamente lo sea). Dos grandes fisuras se notan en
los escritos de este señor, y que son resultantes de una supuesta
consulta no autorizada al presidente de la república de Venezuela. La
primera es: ¿Quién le dio la potestad para consultar al presidente de
todos los venezolanos sin su previo consentimiento? Es una falta de
ética grave, que un sacerdote de Ifá consulte a una persona sin el
conocimiento de la misma, y peor aun si revela públicamente el
resultado de la consulta, lo cual es un vínculo secreto entre el
consultando y el consultante; eso solo demuestra una falta de ética
imperdonable en un sacerdote de Ifá, pues si la intención es ayudar al
pueblo venezolano como él se justifica, debió comunicarle los
resultados de la consulta al presidente en persona y no difundir el
resultado en todos los medios adversos al gobierno. La segunda fisura,
es que el resultado de esa consulta, al igual que el de la astróloga,
está sesgado políticamente, pues encaja perfectamente en los patrones
de pensamiento de los opositores al gobierno; sin embargo este
supuesto sacerdote de Ifá, apela en su escrito a la frase: La palabra
sagrada de Orunmila no cae al piso ; y allí tiene razón el señor
charlatán, es la de Orunmila la que no cae al piso, no la de él, que
por cierto ya cayó al piso, pues mucho de lo que vaticinó no ocurrió y
dudo mucho que ocurra en un futuro a no ser en sus deseos más íntimos.


Cuando no se está desarrollado espiritualmente, el hecho astrológico,
el de Ifá y el del tarot se convierten en un mero hecho estadístico,
pues no se cuenta con la revelación mística (eso diferencia al
verdadero adivino del charlatán); y si el ejercicio con los oráculos
se basa solo en el hecho estadístico, se tratará únicamente de un
ensayo de probabilidades, con un nivel de confianza y de significación
o error probable determinado. Las siguientes preguntas son
interesantes, y van dirigidas a los verdaderos sacerdotes de Ifá,
astrólogos y tarotistas: ¿Cuántos de los que portan el signo de Ifá
Odí Oro son traficantes de drogas? ¿Cuántos de los que portan en la
carta natal una cuadratura entre Urano y Venus son homosexuales?
¿Cuántas personas mueren físicamente, al salir en su consulta personal
el arcano trece del tarot? En caso de tener dudas con las respuestas a
esas preguntas, es porque evidentemente no conocemos el oráculo que
manejamos y más aún, carecemos del desarrollo espiritual para
manejarlos, y al publicar nuestras apreciaciones particulares, damos
paso a que los neófitos piensen; que la palabra de Ifá puede caer al
piso, que la astrología es inexacta, y que el Tarot puede resultar una
completa patraña . El desenvolvimiento económico de nuestro país, ha
permitido un incremento asombroso del número de sacerdotes de la
religión yoruba, de astrólogos y expertos en tarot que pululan por
doquier; consulte usted los medios de comunicación (todos) y verá los
anuncios de las escuelas de astrología, cursos y talleres donde se
enseña el Tarot, la astrología y además se ofrecen consultas
personales, y esto sin contar con los que se forman como adivinos en
forma autodidacta y no figuran en el directorio de dichos medios; pero
infelizmente, ni en los libros sobre los oráculos, ni en los cursos de
tarot y astrología se enseña a la persona a desarrollarse
espiritualmente. En el caso de los sacerdotes de Ifá; solo basta
observar su conducta actual (lo que no resulta difícil, ya que la
religión yoruba en la diáspora africana ha sufrido una apertura
inusual), para darse cuenta como prevalece el grosero apego al dinero
en los que se suponen sean guías espirituales de la humanidad; por
esta razón los sacerdotes de Ifá concientes, debemos estar alertas,
para impedir que los oráculos de la religión yoruba, no sean
degradados por los charlatanes que se han infiltrado en Ifá.
Rubén Cuevas
Awó Ojuani ni Shiddí

Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates