Latest News

Publicidad

EL IMPERIO DE OYO

//]]>
EL IMPERIO DE OYO
¿Mitología? ó .......

El Imperio de Oyó fue fundado bajo el poder espiritual y terrenal de Oduduwa, Rey de los vivos y los muertos y ancestro común de todo seguidor de la tradición Lukumí.
Le sucedió en el trono su hijo Orunyan también conocido como Oroiña, quien cansado de conquistar territorios para El Imperio, se retiró a vivir en las entrañas de La Tierra.
Dada Bañañi, hermano mayor de Shangó fue el tercer Oba de Oyó y Consejero de Shangó Jakuta Orunfe quien fue el cuarto Oba del Imperio.
Le sucedió en el trono su hermano menor Aggayú, Quinto Rey de Oyó.
Así fueron gobernando diferentes Obases hasta que el Imperio, sometido a innumerables guerras internas vio minado su poder y fue sojuzgado al poder espiritual de Ilé Ifé bajo el mandato de Orúnmila.

El Imperio de Oyó se extendió por toda Nigeria y formó la Nación Lukumí en la doctrina de las jerarquías espirituales de Odu, la Divinidad que identifica a cada uno de los espíritus que Oloddumare envió para poblar La Tierra.

La interpretación de Odu, además de revelar los significados del signo que acompaña a cada encarnación, establece la jerarquía que cada Olosha ocupa en la estructura imperial de Oyó según fue fundada por Oduduwa.
El orden en que los espíritus vienen a La Tierra, determina su jerarquía en Odu e indica a la vez su orden de aparición en el proceso de evolución de la Materia.
Oduduwa, Rey de los Vivos y los Muertos, Oroiña, Dada Bañañi son los 3 primeros Osha, estados de materia, que no se consagran en Olo y que dan lugar a Somugaga y Acaro, que no va a Olo en Olokun ni en Osain; Shangó y Aggayú son los primeros Orisha que reinaron en Oyó.

Oyó es el imperio más antiguo, pues allí Oduduwa creó La Tierra con la gallina y ate. Oyó unifica espíritu y materia integrando el mundo de los vivos Ara y los muertos Orun en la Realidad, Olodumare.
Hoy se cuenta en millones, los descendientes de Oduduwa tras la diáspora de la Colonización y la Conquista de América que trajo como esclavos a sus hijos, para que desde el Caribe se proyectaran a la cultura global con La Santería, como el más avanzado conocimiento del Ser y La Naturaleza.

Oyó es el Imperio Ancestral, el archivo akásico de Osha legado por los ancestros en su Lengua Ritual y en las Costumbres y Normas de La Santería.
La Cultura Ritual de Oyó es el fundamento de una Ciencia Cósmica que ejerce su poder en La Tierra, Ara, gracias a Osha, instrumento del Cielo que actúa sobre las dimensiones bioenergética y Cósmica de la materia haciendo posible el bienestar en Onile.

Oyó es el instrumento del espíritu de Osha para perfeccionar al Ser Humano. Oyó emerge de la cultura más ancestral –La Atlántida y los remanentes culturales que sobrevivieron de su Era en Egipto preservaron el conocimiento de Osha en las poblaciones africanas Lukumí, que ingresaron al Nuevo Mundo.
Osha es la memoria para poder transitar nuevamente el camino hacia Oyó con el Mensaje de Los Ancianos para preservar el bienestar de Onile y su evolución a un nuevo estado de conciencia donde se enaltezca La Humanidad.

Oyó es anterior a Ile Ifé. Orúnmila es el más pequeño de los hijos de Baba Osha.

Oyó enseña al Ser Humano a aprovechar esta encarnación para depurar los Osogbos mediante Ebbó, eliminar el karma ancestral y con la ayuda de todos los espíritus que haya invocado relativos a su encarnación completar el Ciclo de Las Encarnaciones de ese colectivo al regresar a Oyó. Algo así como deificarse, deificando a todos los ancestros.

Oyó es el fin del Humanismo. El imperio que se perpetúa.

Oyó es la Conciencia Cósmica de Oloddumare, Deidad Madre que Orúnmila codifica a través de Osha, Palo Monte e Ifá.
Oyó es la fundamentación epistemológica de la Cultura Ewe.
Ae ewe odara ewe odara ewe odara ae.
Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates