EL CAMINO DE OSUN Y OLOFIN.
Osun vivía junto con Olofin y éste le dio la virtud de guardar la salud de todos los hijos de él en la tierra. Osun se puso en camino a casa de Orunmila; viviendo allí como un guardián de Orunmila y sus hijos.
Orunmila era cazador y todos los días por la mañana, cuando salía de caza, se arrodillaba delante de Osun y le rogaba y le rezaba:
Osun Layere Nifa, Osin Tiki Tiki Kasoro Shangó Awó Omó Osa Meta Ire Aikú.

Entonces cogía una eyelé y se la daba a comer a Osun, y él se la llevaba asada para el monte y la dejaba al pie de iguí moruro y cogía elese ewé para ebbomisi.
En una de esas veces que él se iba de cacería, sus tres hijos aprovecharon la ida de Orunmila y fueron a curiosear qué cosa Osun tenía en su secreto. Al abrir el secreto, Osun los mató a los tres.
Cuando Orunmila se dio cuenta de lo sucedido, se arrodilló y comenzó a implorar a Osun para que salvara a sus tres hijos. Entonces cogió una eyelé, una adié y opolopó otí y se la dio a Osun cantando:
Baba Ilashé Babalashé Iba Osun
Agaga Lawo Osun Layenifa.

Entonces Osun le devuelve la vida a los hijos de Orunmila, pero con la condición de que para abrirlo había que darle una eyelé.

Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

Publicidad