Todo tambor, antes de ser dispuesto para ser tocado en un terrero requiere de un ceremonial específico donde se le implantará el Axe. Y por esa razón no está permitido que cualquier individuo lo toque, sólo el tabaquero o tamborero debidamente ordenado para tal fin, es la persona encargada de tocarlo.
El atabaquero no es simplemente un instrumentista. Es un “ Ogan” , religioso pronto para tal fin. Sus conocimientos sobre los fundamentos y la tradición de la casa son amplios y conoce cada una de las “rezas” o llamadas que corresponden a cada entidad.

En una sesión, el atabaquero después del jefe espiritual ( Pae o Mae de Santo), es quien tiene la responsabilidad con el toque de los tambores y cantos, de llamar a las entidades para que incorporen en los médium.

A estos cánticos, se los denomina pontos o rezas . Los pontos cantados son mantras, oraciones o preces utilizados para invocar o rendir culto; se cantan en conjunto y exigen armonía para atraer una corriente firme y poderosa. Son un elemento de firmeza y unión entre el Astral Superior y el Astral inferior.
La melodía del tambor diferirá en el ritmo, según a la entidad que se convoque. Por medio de los pontos de apertura , se suplica el permiso de las entidades que guían ese templo en particular.
Los pontos de defumación , son los que tocados y cantados durante la sahumerización de hiervas sagradas, preparan el ambiente purificando el recinto y el Aura de los presentes, para una buena incorporación.
Los Pontos de Pemba , se realizan y cantan para afirmar los cuatro puntos cardinales del terrero.
El ponto de llamada puede ser individual o colectivo y en el se suplica a las entidades de luz que derramen su irradiación en los médium, para que a través del trance de incorporación asistan a los necesitados.
Cuando las entidades están en tierra, descargando a los presentes de energías negativas, el tamborero ejecutará los pontos de descarga , o de lo contrario, si la misión para la que fue llamada esa entidad, es la de llevar auxilio espiritual a personas enfermas que no se encuentran presentes, se tocaran pontos de irradiación mientras se le solicita a ese espíritu en particular, que interceda ante Dios por la salud de la persona.

Una vez que las entidades han fluidado a los presentes, es común que se canten pontos de exaltación , en homenaje a uno o varios guías espirituales en particular, antes de los pontos de subida , que pueden ser individuales o colectivos y tienen la significación de pedirle a las entidades, que lenta y suavemente se retiren y permitan a los médium regresar del trance.
El ponto risgado es un gráfico cabalístico dibujado con pemba por las entidades para mostrarnos a que corriente, línea o falange pertenece, y bajo las órdenes de que Espíritu de luz a llegado hasta nosotros. Poseen fuerza cósmica y actúa como la firma personal de esa entidad que se ha hecho presente.
Por último están los pontos de cierre que son ejecutados para cerrar las sesiones, agradeciendo a las entidades su llegada.
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

Publicidad