Ifá busca el equilibrio y la armonía en la vida de un individuo a través de un conjunto de relaciones con su mundo interno y con el circundante. De acuerdo a las características de estas interrelaciones, el ser humano quedará en una posición favorable o no en su existencia. Para conocer sobre este equilibrio y armonía del ser humano en la vida terrenal se indaga con el sistema oracular.
Ifá presupone que las criaturas humanas son espiritual-material y material-espiritual. Lo espiritual se hace manifiesto en el ser humano en el momento en que el espíritu encarna la materia de su cuerpo y lo complementa con su energía. Lo material es intrínseco e indisoluble en su naturaleza como creación biológica y tiene su propia energía.
A partir del momento en que lo espiritual entra en el cuerpo humano y el ser existe como individuo, queda dotado de una energía resultante de la combinación de lo material y lo espiritual, que es algo único, especial y exclusivamente de cada ser, que le aporta al individuo su particularidad inequívoca y su determinado equilibrio y armonía con los siguientes planos:
1- El equilibrio interno del individuo en sí, es decir, entre las representaciones de su ser y lo que es su ser verdaderamente.
2- El equilibrio entre la vida actual del individuo y sus existencias anteriores.
3- El equilibrio entre el individuo y los Oshas, Orishas, Eguns e irradiaciones espirituales que conforman su magnitud de ser o que están en concordancia con él.
4- El equilibrio del individuo con el entorno; que alude a las conexiones objetivas y subjetivas de éste con otros seres humanos en todas sus relaciones sociales y a la influencia que ejerce, en el individuo, el lugar donde nació, el lugar donde vive y la naturaleza que lo rodea. Es decir, el entorno donde existen distintas energías que pueden influir de un modo u otro en la vida espiritual y material.
En el individuo, por diversas razones, pueden verse afectadas la energía espiritual y la de su cuerpo material, lo que provoca la pérdida del equilibrio y la armonía que ellas le proporcionan. A partir de este momento comienzan a manifestarse en su vida las dificultades, razón por la que se sirve del oráculo de Osha-Ifá, para saber qué ritos, ceremonias, consagraciones e iniciaciones son necesarias hacer para llevar la energía a un nivel adecuado. Los valores y variaciones de esa energía resultante de lo espiritual y lo material a lo largo de la vida, es la que mide y calcula el sistema oracular, para que el individuo guíe su vida en busca del equilibrio y la armonía.

Es en América donde se ha logrado esta comprensión de Osha-Ifá como un aporte para el hombre en su desarrollo espiritual y social.

Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

Publicidad