Bàbálórisà Milton Acosta Òséfúnmi
LOS EBÓS
La transcripción de la palabra yorubá ebó significa exactamente "ofrenda" o "sacrificio". El concepto de ebó es la utilización de ofrendas, preceptuadas por procedimientos rituales, capaces de posibilitar la redistribución del ashé, manteniendo el equilibrio indispensable ala relación binaria vida/muerte. Tomar y restituir, propiciar redistribuyendo, es esta la lógica del sistema. “Es la devolución que permite la multiplicación y el crecimiento. Todo cuanto existe en forma individualizada deberá compensar lo que su propio prototipo de individuación (Bara Eshu) devoro”. “Cada individuo está constituido -acompañado por su Bàrà Èsù individual, elemento que permitió su nacimiento, desenvolvimiento ulterior y multiplicación. Para que alguien pueda cumplir su ciclo de existencia armoniosamente, es indispensable que restituya, a través de la ofrenda de alimento, el àshé devorado real y simbólicamente por su principio vital individualizado”. “Es como si un proceso vital equilibrado, impulsado y controlado por Bàrà Èsù se basara exclusivamente en la absorción y restitución constantes de materia". (Elbein dos Santos, Juana -óp. cit.) Un ebó pues, está principalmente destinado a restituir, a poner en movimiento el àshé, la energía de todo lo que existe. Y es por esto que el adepto a cualquiera de las grandes vertientes afroamericanas, en este caso concreto al Batuque, cada cierto tiempo variable según los casos, ofrece a sus orisha el sacrificio de animales de corral, aves y cuadrúpedos en primera instancia, luego peces para coronar su obligación. Este es uno del los puntos más erróneamente interpretados por los que desconocen la dinámica de los cultos a los orisha. Para resumir el tema, que podría resultar largo y tedioso, el fundamento de esta práctica en forma concreta es la restitución a los orisha de sus elementos de significación presentes en distintas cualidades de materiales -verduras, granos, frutas, sustancias, etc- y animales, que forman parte de su dominio específico de la naturaleza; y la comunión del adepto con éstas, estableciendo un puente de identificación. En lineamientos generales, se ofrece en ebó: para Bara -papas asadas con cáscara, maíz tostado, rosetas de maíz, naranjas y manzanas, farofa de aceite, gallos de color rojizo, cabrito de cualquier color (excepto negro) , palomas comunes, peces sin escamas (de piel), Guineas (casal) para Ogùn -costillas de vacuno asadas, farofa de aceite, frutas, especialmente membrillo, rosetas de maíz, gallos bataraces, cabritos manchados, palomas comunes, peces sin escamas, guineas (casal) para lansã -boniato asado, frito y en puré, rosetas de maíz, acarajés (buñuelos de poroto), manzanas, guayabas y granadas, cabritas manchadas, gallinas batarazas, palomas amarronadas, peces sin escamas, guineas (casal) para Shangò -pirón de fariña con verduras y carne de pecho, bananas, gallos blancos, carnero o borrego entero, palomas amarronadas, peces sin escamas, guineas para Ode -maíz hervido con coco (asósó), bananas silvestres, arazás, butiás, lechón o cabrito nuevo de color gris claro, gallos coloridos, palomas grises, guineas, peces sin escamas para Otin -igual, cambiando el sexo del lechón o cabrito por femenino para Oba -guisado de porotos con mazamorra, ciruelas, uva, ananá, gallinas coloradas tipo polaco, cabrita mocha, palomas marrones, guineas, peces sin escamas para Ossayn -puré de papas, huevos duros, tortuga, gallos "arrepiados", cabrito, guineas, palomas comunes, peces sin escamas. Toda clase de fruta, sobre todo higos para Shapaná- maní tostado, rosetas de maíz, crema de tapioca, paltas, higos morados, ciruelas negras, gallos "carijó" plateados, cabro de cualquier color, palomas comunes, guineas, peces sin escama para Oshum -mazamorra de maíz amarillo, polenta, naranjas, manzanas, uva moscatel, gallinas amarillas, cabrita amarilla, palomas claras o blancas, marrecos claros, peces sin escamas para lemanja- mazamorra de maíz blanco, arroz blanco, manzanas "granny", peras, uva blanca, gallinas blancas, patos claros, oveja parida, peces sin escamas, palomas blancas para Naná -mazamorra blanca, éfo (verduras saltadas en aceite de oliva), sandía, coco, nísperos, gallinas blancas, cabrita madre blanca, palomas blancas, guineas blancas, patos blancos, peces sin escamas para Oshala -mazamorra de maíz blanco, confituras de coco, limas, pomelos, dátiles, nueces, guindas, pollas o gallinas blancas, cabras blancas, patos o gansos blancos, guineas blancas (albinas), peces sin escamas. Debe notarse que cualquier ofrenda a los orisha, aun sin inmolación, se llama genéricamente ebó, aún las comidas que suelen presentarse frente a los asientos de éstos semanalmente ("frentes"). A título de curiosidad, tenemos los siguientes ebós, discriminados por Omosadé a) Ebó opè ati Ìdàpó -de comunión y agradecimiento
b) Ebó ètùtù -para calmar o ablandar a un orisha irritado
c) Ebó ojúkòríbi -para prevenir, evitar o desviar calamidades
d) Ebó ìpilè -para "plantar" determinado àse, por ejemplo para dedicar una casa a determinado orisha
e) Ebó aìyepínù -para alterar el curso de un acontecimiento, cambiando una víctima por otra (llamada comúnmente "troca de vida") De éstos, solamente los ítems c), d) y e) son "ebó èjè", es decir, necesariamente con profusión de sangre. El tiempo de aislamiento o reclusión del ofertante del ebó en la casa de Batuque depende entonces del tipo de ebó realizado, variando según el grado de obligación entre veinticuatro horas y dieciséis días o más según el criterio del sacerdote o sacerdotisa que lo realiza Hasta este momento, lo que hemos visto acerca de la religión de Batuque nos ha acercado a los ritos de integración, mediante las ceremonias que fuimos detallando. Bori- integración del adepto con su cabeza individual, perteneciente a un orisha específico y único Aprontamiento
a) integración del adepto ala energía fundamental de su orisha de cabeza,
b) integración del adepto y su orisha a las energías que son parte de sus relaciones de familia más restringida: adjunto y pasajes de brazos y piernas
c) integración del adepto y su orisha, con el grupo de orisha que lo acompañan, a lo otros orisha que fundamentan el culto del Batuque (familia del orisha no restricta)
d) integración del adepto y su orisha a determinados ashé (en el sentido de poderes) para manejar:
1) la faca sacrificial -para redistribuir energías y 2) el oráculo de Orun Milá, para interrogar al conjunto de los orisha actuando en ambos planos de existencia Permisos específicos -tales como poder alimentar a sus orisha por sí mismo (permiso conocido popularmente como "Liberación") o tener casa abierta -atender indiscriminadamente todo tipo de cuestión religiosa sin asesoramiento o dirección de quien lo iniciara como sacerdote- Resta entonces mencionar los ritos de desintegración, ceremonias con las que se devuelven los àshé recibidos en caso de morir el iniciado, pasando a la categoría de égún. a) Aressum b) Despacho del eru c) Asiento de Igbàle
Bibliografía Libro: CONTRIBUCIÓN AL ESTUDIO DEL BATUQUE - una religión natural: ni locos, ni rarosAutor: Bàbálórisà Milton Acosta ÒséfúnmiMontevideo, Uruguay, 1996©Copyright Milton Acosta
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

Publicidad