Ernesto Valdés Jane Adé Yerí Extraido de Proyecto Orunmila
Tú, como padrino, debes saber que el mejor desarrollo religioso que puede alcanzar tu Iyawó al culminar las ceremonias de Ebbó Oshumeta es si él fue presentado al tambor; si le tocó Tambor de Fundamento al Ángel de la Guarda del Padrino; si al cumplir los tres meses se le realizaron los ritos y ceremonias de "Presentación de la Tijera, el Peine y el Espejo"; si en el Ebbó Oshumeta le fueron completados los "fundamentos" y los collares de Obatalá, Yemayá y Oshún; y si le tocó Tambor de Fundamento al Ángel de la Guarda su Oyugbona.
El padrino también debe saber que todos los aspectos mencionados para alcanzar el mejor desarrollo religioso sólo son plenos:
si el Iyawó se ha esforzado por aprender de Osha-Ifá y por practicar a cabalidad las reglas de su Ilé y por cumplir los señalamientos de su Itá, si ha observado a los mayores y aplica con cuidado las enseñanzas.
Aunque el Iyawó no haya cumplido todos los requisitos de forma óptima; si ya realizó el Ebbó Oshumeta, tiene como beneficio el estar listo para recibir el "Cuarto de Santo" (Igbodún).
El padrino debe estar preparado para explicarle el simbolismo y contenido de "ir al río", de hacer la penitencia, de lo que se pregunta y se responde ante la puerta del Igbodun, de los ritos y ceremonias que ocurren en ese espacio sagrado y cuando el Iyawó vea las diferentes posiciones y roles que desempeñan los santeros en el cuarto, tenga un conocimiento que le permita comprender los procesos que allí se desenvuelven.
Contigo, como padrino, y dando tales explicaciones, el Iyawó quedará impresionado por la lógica consagratoria de Osha-Ifá y sentirá orgullo, admiración y respeto por nuestra fe y por ti.
Seguro que a partir de este momento, el Iyawó hará preguntas más concretas y, de la interrelación con sus mayores, obtendrá cada vez mejores y más amplias explicaciones.
Tú, como Iyawó, estás construyendo los cimientos sobre los cuales te erigirás como un ser de bien para tu comunidad y para poner tus conocimientos como intérprete del Dilogún, al servicio de ti mismo y de aquellos que requieran tu auxilio.
Iyawó y padrino deben tener en cuenta que no en todos los casos es posible seguir la secuencia que aquí se expone; que hay otros caminos, formas y momentos de alcanzar un desarrollo religioso. Este que hemos expuesto, es uno que han transitado con éxito muchos iniciados.
Procurar desarrollar excelentemente todos los pasos y etapas señalados de Ebbó Oshumeta, de la forma particular que a cada uno se le dé, le convierte en un iniciado que está asegurando el éxito de su vida espiritual y de poder hacer el bien para la comunidad en que vive.
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

Publicidad