Latest News

Publicidad

Magia, religión y filosofía

//]]>

Magia, religión y filosofía


Para algunos historiadores la 
magia es algo primitivo . El hombre buscaba soluciones inmediatas a sus problemas y trató de encontrarla en las fuerzas ocultas de la naturaleza. En cualquier estudio sobre la evolución del hombre, como ser social, observamos la autoridad de un individuo sobre los demás, llámese hechicero, sacerdote, etc., que intentaban manejar esa fuerza. Al principio magia religión se fusionan.

El término religión proviene de "religare": atar, vincular. Lo propio de la religión es la vinculación y subordinación del hombre a una divinidad, esta es la primera acepción; la segunda, significa ser escrupuloso en el cumplimiento de los deberes que se imponen a las creyentes, en el culto a los dioses.

La filosofía aparta al hombre de la magia en la medida que deben saber y hallar medios que les den respuestas.

Es así que, estudiando distintas corrientes filosóficas, vemos representada nuestra religión africanista en una secta muy antigua y famosa, "la pitagórica" (882 A.C.). La idea fundamental de Pitágoras es que la realidad suprema es una unidad pura y trascendente que engendra por medio del movimiento. Es concebida como una emanación, a ello se agregan varios rasgos de índole moral, como la posibilidad de creencia en la teurgiaTeurgia es creer en la posibilidad de que fuerzas superiores influyan sobre los fenómenos naturales, así como también, en el conjunto de prácticas destinadas a hacer que tal influencia se ejerza en sentido favorable para el hombre que la requiera. Las practicas teúrgicas consistían en dos operaciones; por una parte, lamagia, que dependía exclusivamente del uso de símbolos y por otra parte, la existencia de un "médium". La primera operación consistía en la animación de esculturas y estatuas; la segunda, se basaba en la presencia o encarnación temporaria de un dios en el hombre. La primera está relacionada con el uso de talismanes y la segunda ofrece conexiones con el espiritismo, incluidos los cultos de Oriente.

Todos estos principios están comprendidos en elpanteísmo, el cual considera a la religión como un culto basado en la fraternidad humana y en la adoración de fuerzas de la naturaleza.

El panteísmo afirma una emanación constante de las fuerzas de la naturaleza en el hombre y ,a su vez, estas fuerzas tienen origen divino.

Según el filósofo Jaspus, se hace necesario distinguir en filosofía entre origen y comienzo. El origen es la fuente de la que emana el conocimiento en la medida que el hombre busca explicaciones; el comienzo, en cambio, es histórico. Es un saber organizado con principios y un método. Este último es el que nos ha inspirado en la búsqueda del principio filosófico de nuestra religión, pues ella (en sí misma) surge como revelación, con el primer hombre en ÁFRICA.

Filosofía según su etimología es: "amor al saber". Es la búsqueda del conocimiento por el mismo hecho de saber. De allí resulta un conocimiento del mundo ausente de mitología, con un método racional y especulativo. Para Aristóteles, lafilosofía nace de la admiración y es la investigación de las causas y principios de las cosas. Durante la Edad Media, la filosofía aparece teñida de un fuerte contenido religioso. Se presenta, en este período, como aspiración al saber en virtud de aquello que la Fe establece. En siglos posteriores vuelve la filosofía a buscar aquellos principios que rechaza la ciencia, justamente por considerarlos indemostrables.

La Prof. Beatriz Rivas dice que la filosofía Afro-Umbandista consiste en el reconocimiento del ser humano como partícula de la divinidad, de la cual se desprende limpia y pura, y a la que debe reintegrarse al final de un necesario ciclo evolutivo de reencarnaciones que le permita recobrar su pureza originaria.

El espíritu del hombre es de esencia divina. Dios, es entonces, el todo y el hombre una parte de él. Diremos queDios duerme en el mineral, sueña en el vegetal, despierta en el animal, y adquiere conciencia de sí mismo en el hombre. Por esta razón, el ser humano alcanza la perfección. La finalidad de la evolución que se realiza por sucesivas reencarnaciones, es permitir al hombre la plena consecución de su divinidad, la identificación de su ser con la religiónúnica. La Ley de Umbanda explica que Dios es la energía y fuerza manifiesta en la naturaleza, de donde proviene el hombre y toda su evolución, considerando la muerte, como esa fuerza de la naturaleza (Dios), recogiendo la cosecha que sembró. El hombre vuelve a la naturaleza de donde vino para la purificación, logrando la corrección de errores y faltas de la existencia anterior, la evolución y el progreso espiritual para el desempeño de funciones importantes en nuevas etapas de la vida.

Para el Umbandista la reencarnación o metempsicosis es un dogma fundamental de su doctrina. Si hay que describir el estado actual de la religión afro-umbandista en elUruguay, es posible admitir, sin modestias, que se encuentra a la vanguardia en Latinoamérica, pues nunca se escudó en un dios o en santos de otras religiones.

Se ha dejado de lado el sincretismo y, hoy por hoy, en nuestros templos las imágenes de los Orixás son las deÁfrica.

No se sale a buscar feligreses, ellos vienen solos. ¿Por qué? Por la dedicación y por la fe que demostramos al no rendirnos ante los ataques que sufrimos de otras religiones, que han perdido crédito en el sentir uruguayo.

Ya no es una religión de pobres, marginados e ignorantes, respetamos y ayudamos a todo hombre, mujer o niño, anciano de buena voluntad, que se acerca a nuestros cultos en busca de caridad y ayuda espiritual.

Luchamos por nuestros principios, sin contar con ayuda monetaria de nuestro gobierno, ni del extranjero, no se nos dona predios, pero pese a quien pese, cada vez somos más y tenemos más templos para difundir nuestro credo.

Todos trabajamos, somos seres productivos insertados en la sociedad a quien respetamos y aportamos humildemente, solidaridad de toda índole a quien la necesita, somos seres sin tabúes, con cultura y dedicación que apostamos a la vida, porque lo inerte para nosotros no existe. La vitalidad la trasmiten nuestros guías iluminándonos día a día, servimos a nuestros hermanos sin soberbia pero con convicción, somos eternos e iluminados pues el principio vital que nos anima es el mismo amor de los orixás.

Los Umbandistas vivimos, trabajamos, producimos, hacemos lo que hacen todos los hombres de este planeta, avivamos el comercio con otros hombres, edificamos casas, templos, establecemos instituciones religiosas, participamos de la política, etc. Por consiguiente, el campo vasto de la actividad humana transciende en mucho de la simple actividad del conocimiento.

Hay una forma de actividad espiritual que la podemos llamar conciencia moral. Trata de un número de principios, con los cuales, el hombre rige la vida. Esto hace que pueda formular juicios morales acerca de sí mismo y de cuantos le rodean, que pueda calificar de bueno, malo, moral, inmoral, meritorio, pecaminoso, etc., todas las acciones.

Nosotros decimos que eso o aquello es bueno o malo, pero no debemos hablar que las cosas son buenas o malas o pecaminosas, porque lo único que verdaderamente puede ser calificado de bueno o malo es la persona humana, lo único que verdaderamente puede ser bueno o malo es la voluntad del ser humano. En este punto es donde podemos decir que nuestra vida moral concreta esta regida por el mundo que nos rodea. Para muchos, lo que nos ocurre es porque forma parte del medio que nos rodea o nos toco vivir.

La realidad está regida por la naturaleza, por la unión de causas y efectos, que no están vinculados con los valores morales que, en algunas situaciones o en la mayoría queremos aparentar ser lo que no somos. Es allí donde debemos buscar la verdad de, ¿por qué esta vida llena de injusticias y sinsabores?.

En este abismo de contradicciones, en esta tragedia que se nos forma en los caminos de la propia vía hace se despierte una conciencia moral, que tiene exigencias, ideales. Sin embargo, la realidad de la naturaleza sigue su curso con sus causas y efectos, sin preocuparse por nada de estos valores morales.

Podríamos decir que hay dos mundos, el de la conciencia moral y el metafísico, en el cual incluiríamos la ley de causa y efecto de la naturaleza, el Karma de los Induístas.

Ley esta tan importante para la Religión de Umbanda, por cuya razón los umbandistas sabemos que todo lo que salga de nosotros vuelve multiplicado. Nunca un verdaderoreligioso umbandista deseará o tendrá un pensamiento negativo ante ninguna situación.

Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates