Latest News

Publicidad

Ogbe Ogunda

//]]>
La paz interior o “la paz que supera toda comprensión” se refiere al hecho de estar mental o espiritualmente en paz, con suficiente conocimiento y comprensión como para mantenerse, uno mismo, fuerte frente a la ansiedad o el desequilibrio emocional. Así, estar en paz se considera altamente saludable y suele asociarse con la felicidad.

La paz interior, la serenidad y la calma son descripciones de una disposición frente a la vida libre de los efectos del estrés.

La paz interior subjetiva, pero muy real, es el sentimiento bien fundado y de unión que tenemos cuando nos liberamos de las preocupaciones, el sufrimiento, el dolor, el estrés y
el miedo, y somos conscientes de las incontables maravillas que nos ofrece la vida. Es el conocimiento de que todo está bien, la compresión de que el Ser Universal lo tiene todo bajo control, aun cuando nuestro mundo parezca a punto de explotar. Nos llega cuando nos apartamos mental, emocional y espiritualmente, y a veces físicamente, de los embrollos mundanos, de los conflictos o de nuestras responsabilidades mal comprendidas.

En muchas culturas, la paz mental está considerada como un estado de consciencia o iluminación que puede ser cultivada y ejercitada mediante diversas formas de entrenamiento como la meditación o el rezo.

Para convertirte en una persona relajada, equilibrada y plena necesitas aprender a controlar y a cambiar algunos de tus pensamientos más frecuentes. Primero, experimenta el deseo genuino de vivir de otra manera, a un ritmo más suave, que te permita afectarte menos y disfrutar más de cada evento positivo que ocurre en tu vida. Segundo, toma la decisión de corregir algunos hábitos negativos como la costumbre de cargarte con un exceso de compromisos y responsabilidades, de criticar o la de echarle la culpa a la falta de suerte o a los demás de todo lo difícil que te sucede.

Si nos mantenemos abierto a las posibilidades con una consciencia limpia y un Iwa Pele firme ante las peripecias es posible conseguir la tranquilidad de espíritu y mente que procura el bienestar físico y económico.

El 14º Dalai Lama, enfatiza la importancia de la paz interior en el mundo:

“La cuestión de la paz real y la paz mental en el mundo concierne a los seres humanos, así que los sentimientos humanos forman parte también de la raíz. A través de la paz interior, se puede conseguir la paz exterior. En esto, la importancia de la responsabilidad individual es clave; una atmósfera de paz debe crearse primero en nosotros mismos, después expandirse gradualmente hacia nuestras familias, amigos, comunidad y así hasta llegar al mundo entero.”

"Adopte el ritmo de la naturaleza; su secreto es la paciencia" (Ralph Waldo Emerson)

Ogbe Ogunda
ASPECTO PERSONAL

En la espera no se debe perder la esperanza.

  Este Odù habla de las posibles consecuencias del arrepentimiento por la pérdida de importantes relaciones debido a una forma indebida y prepotente de la persona.
Es necesario valorar las cosas importantes de la vida para no perder la prosperidad, no se debe estimar los intereses materiales más que las relaciones emocionales.

Actuar con humildad y evitar  la presunción y arrogancia ayudará a un camino abierto sin obstáculos propios que permita recibir las recompensas por las buenas acciones en cualquier aspecto de vida.

Algunos problemas podrán suscitarse en el camino de la persona si fracasa en el desarrollo de la generosidad como herramienta personal y factor importante para alcanzar el éxito. Entender que el conocimiento es el que se puede compartir con los demás y mantenerlo completo, todas las otras cosas como

dinero, pertenencias, comida y otras, nose pueden conservar intactas después de compartirlas con los demás.

Este Odù llama a la reflexión referente al egoísmo y conductas que dañan la prosperidad de la persona. Es obligatorio la consideración, benevolencia, respeto y amabilidad en todas las relaciones de vida para evitar perder todo. También es necesaria la paciencia, que es la habilidad de esperar sin perder la esperanza o estar de ocioso sin luchar y hacer todos los intentos necesarios para vencer. En Ifá la paciencia significa perseverancia, resistencia y sensatez.

La perseverancia es el poder de mostrar cuidado y gran atención al trabajo o situación que pruebe ser difícil.La resistencia es el poder de combatir el dolor o la inconformidad sin quejarse.La sensatez es la habilidad de esperar algo calmadamente por largo tiempo. En Ogbe Oguda, la paciencia bajo la explicación de Ifá, es una herramienta poderosa que abre paso a todo camino con obstáculo, es necesario cambiar las conductas para que la persona no sea su propio impedimento con acciones y formas denigrantes hacia su entorno.

Es necesario recordar que nada en este mundo está por estar, todo tiene una razón de ser, ya sea por el destino como por causa y efecto de nuestras acciones. Si una persona no tiene Ifá para su orientación, la vida siempre le dará señales, al igual que su conciencia, de las acciones generosas necesarias para emprender un camino diferente y exitoso. Se deben evitar comportamientos como glotonerías, flojera, envidia y codicia. Òrúnmìlà explica que la sensatez es escoger y no abandonar las cosas buenas de la vida aunque traigan dificultades.

La práctica de estas importantes herramientas, paciencia, sensatez y perseverancia benefician a la persona en todos los sentidos de vida, principalmente en su paz mental. Pese a que es difícil ver que otras personas engañan o que nosotros mismos engañamos a quien nos ayuda, Ifá indica que los derechos propios y de los demás saldrán a relucir. En Ogbe Ogunda ningún mal se irá sin corregir.
Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates