Latest News

Publicidad

Orí La Divinidad del Destino.

//]]>
No todos los seres humanos tienen consagrado Oosa, no todos tienen que llegar a asentar su orisa tutelar, pero todos tenemos un destino, ese destino lo escogimos nosotros mismos de una forma espiritual en el cielo, antes de bajar a la tierra, segun nuestra religion, cada uno de nosotros antes de bajar a la tierra, va ante Olodumare y una vez alli, trazamos nuestro destino, nosotros pedimos lo que queremos ser, como queremos vivir, donde queremos vivir etc, Ori escoge el destino que el desea en la tierra, Olodumare solo aprueba lo que Ori le pide.

Al lado de la recamara de Olodumare, se encuentra la residencia de la divinidad Elenini, esta divinidad es la mas terrible de todas, el es conocido por su crueldad, a el se le conoce como la divinidad del obstaculo.

Cuando Ori va ante Olodumare para trazar su destino en la tierra, Olodumare le da su aprobación, pero escuchando todos los planes de cada uno de los destinos que se presentan ante Olodumare, se encuentra Elenini, quien se propone hacer porque los destinos nunca se cumplan si no se cuenta con el y se cumple con los sacrificios que el pida en la posterior adivinacion por la que pasa Ori antes de bajar a la tierra.

Una vez que Ori sale de la recamara de Olodumare, el va por adivinacion, la adivinacion celestial es muy importante, pues es la que de alguna forma da la pauta a seguir para lograr conocer cada uno de los sacrificios que tenemos que realizar antes de venir a la tierra, con la finalidad de evitar que nuestro destino, aquel que trazamos en la recamara de Olodumare, se malogre y no se cumpla.

Ahora, cuando decirnos que Ori va de forma espiritual por adivinacion y se le señalan los sacrificios que debe de hacer, la gran mayoria se preguntara ¿como es posible saber cuando se realizan o cuando no se realizan estos sacrificios?.

Cuando nuestros padres estan en busca de una criatura, ellos son los que van por adivinacion y es a ellos a los que se le recomiendan los sacrificios que deben de realizarse para quitar los posibles obstaculos que las divinidades malevolas como elenini les puedan poner, una vez que los padres realizan sacrificio para traer un hijo, cuando ya la mujer queda embarazada, deben de volver por adivinacion para saber si tienen que realizar algun sacrificio especial con la finalidad de quitar todas las piedras que puedan encontrarse en el camino de esa criatura, al hacerlo, ya estamos ayudando a que la vida de la criatura no se complique por faltas con alguna divinidad malevola.

Si Elenini quiere algo de la persona, en la adivinacion saldran esos sacrificios que se requieren hacer , el adivino aconsejara hacer estos sacrificios para evitar contratiempos en la vida de la persona.

En Cuba a elenini no se le ofrecen sacrificios y muchos podran decir ¿y entonces como evitar los problemas que plantea un Odu si no podemos sacrificarle a elenini?.

Elenini es una divinidad, pero simboliza el obstaculo, un enemigo, es un elenini, una divinidad a la cual le tengamos que realizar sacrificios para evitar que nos atrape, es un elenini, si un Odu dice que la persona puede tener problemas con armas, ahi estara actuando elenini, pero el sacrificio quiza esta en venerar a Ogun, o sea, que si no se le realiza el sacrificio directo a elenini, aun asi, cuando le sacrificamos a las divinidades que nos piden que le sacrifiquemos, estamos con ello evitando ser victimas de elenini.

Ori vive dentro del craneo (atari) es en la cabeza donde tenemos la programacion de nuestra vida, para lo que nacemos, la gracia que nos concedio Olodumare etc, por ello todos tenemos arte para algo, pero muchas veces o la mayoria de las veces el ser humano muere, sin saber cual es su destino o para que nacio, por ello, si analizamos en la vida, los seres que llegan a brillar, son muchisimo menos que los que se quedan en penumbras, esto, por desconocer su destino, pero ademas, como explico el hermano Ifabilawo en uno de sus escritos, el cerebro esta conectado al cerebelo, asi como en el cerebro habita el destino (Ori), en el cerebelo, habitan elenini, esu y las divinidades malevolas, los que siempre estan luchando por hacer que Ori no logre sus propositos, cuando las divinidades malevolas nos empujan a hacer algo de lo que nos avergonzaremos posteriormente, agachamos la cabeza, dejando que el cerebelo se deje ver triunfante, mientras ori queda como derrotado.

Es importante que sepamos que el bien (Ori) y el mal (Elenini y Esu) viven dentro de nosotros mismos, por ello la costumbre afrocubana de cuando se ruega la cabeza, siempre darle cuenta a Esu ipako, para no solo contar con el bien, sino, para saber si las divinidades malevolas estan en paz con nosotros.

Los sacrificios que hagamos durante nuestra vida nos sirven para despejar el camino, pero yo considero que lo mas importante, es ser obediente y saber llevar la vida de una forma organizada, evitando caer en tentaciones que son ponen las entidades malevolas.

Cuando una mujer queda embarazada, ella va a alimentar a esa criatura a travez del cordon ombilical, por ello, en nuestra religion, principalmente en Nigeria, se venera a Ori Ode (destino externo), este no solo es el caso de nuestra madre, sino que tambien representa el lugar donde venimos a vivir, para nosotros es importante que el destino externo (Ori Ode), no nos cree problemas a nuestro destino interno (Ori Inu).

Ifá dice que Ori Inu se confio de la bendicion de Olodumare y cuando Orunmila le aconsejo que fuera condescendiente con Ori Ode, Ori inu no acepto, razon por la cual, Ori Ode se volteo contra Ori Inu y ninguna de las programaciones con las que venia del cielo , se cumplian, aquel que habia nacido para ser rey, mostraba su parte negativa y el pueblo no lo elegia como rey, quien venia a curar, no lograba sus propositos, así fue como Ori Inu fue por adivinacion nuevamente y se le aconsejo de nueva cuenta atender a Ori Ode, hacer que se le venerara cada vez que se le venerara a el, A Ori uni no le quedo otra alternativa que reconocer la importancia de Ori Ode y es que ningun destino se puede cumplir, si el destino externo (ori ode) no se presta para ello.

Cuando alguien va a consagrarse en Oosa, siempre se le da cuenta a su Ori, si una persona se va a consagrar en Ifá, tambien hay que darle cuenta a Ori, cada vez que viene algun festejo importante o la entrega de alguna divinidad importante, tambien se le tiene que dar cuenta a Ori, aun cuando no se tenga la divinidad Ori recibida, siempre tendremos que venerar a nuestro Ori en su receptaculo original, la cabeza.

Leonel Gàmez Oluo Osheniwo.

Nota del Autor: Este siempre ha sido un tema polémico para mí, pero este libro no se trata de mis enseñanzas, sino de las enseñanzas de Leonel. Es claro que dentro de todo, hay varias cosas a las que se llaman Orí y todas ellas tienen en común que se trata de lo que tenemos en nuestra cabeza y lo que somos capaces de percibir a través de nuestros sentidos, para que ese Orí siga su camino. Orí es
indivisible, porque somos nosotros mismos y no una deidad. Está con nosotros desde que nacemos, hasta que morimos, pero eso no lo hace una deidad, porque sería decir que cada uno de nosotros es una diedad, ya que todos tenemos Orí. Esto debe quedar claro, ya que Leonel, lo tenía igualmente claro.

El concepto de Orí es complejo. Es el asiento del intelecto. También se relaciona al destino de la persona y es quien determina su éxito o fracaso en el mundo. No importa cuántas deidades se tengan, si nuestra cabeza (Orí), no es capaz de seguir los consejos de Ifá/Orisha, entonces nos llevará al fracaso.

Tal como hemos expuesto, las deidades fueron hechas por Olodumare y el ser humano fue hecho por los Orishas. Se dice que el esqueleto fue hecho por Ogún a partir del hierro. Orí es confeccionado por Obatala Ajalá, otro Orisha, el cual es el alfarero y de él se dice que es corrupto y muy descuidado. Aquellos que le pagan, obtienen un buen Orí y aquellos que no pagan, corren un riesgo, ya que él tiene muchos Orís defectuosos en sus almacenes. Una persona con un buen Orí está en disposición de obtener éxito en el mundo, si es capaz de evadir los peligros de hechicerías, infortunios y otras causas que puedan venir de los enemigos terrenales. Se deduce que Orí nos es dado o lo escogemos antes de nuestro nacimiento, creando límites dentro de lo que puede ser el tener éxito en el mundo.

Contrario al modelo fatalista, se dice que Ori es el “Espíritu Guardián Ancestral”, una entidad espiritual, que puede ser influenciada por nosotros, en nuestros esfuerzos por mejorar nuestra vida en la tierra. Los Egbado, lo describen como el espíritu interior de la cabeza y que preside sobre el éxito o fracaso de nuestro día a día.

En todo caso, debe quedar claro que lo que debemos pedir a nuestro Orí sea el éxito mediante a la obediencia, el buen criterio y la serenidad necesaria para alcanzar nuestro destino, el cual es develado por Orisha e Ifá, que en todo caso, son los que conocen el destino que pedimos en el cielo. Por mucho que se reciba Orí, nosotros no seremos capaces de saber nuestro camino, sin la ayuda de Orunmila y los Orishas. Nuestro Orí, debe ser capaz de comprender y seguir estos caminos, sin que ese mismo Orí nos desvíe de ese destino, por medio de sembrarnos dudas, falta de fe, terquedad, confusión, capricho o cualquier otra cosa malévola con las que puedan sembrarnos los obstáculos, los infortunios (Elenini), o el propio Eshu Ipako, nos haga ver mal lo que es bueno y bueno lo que es malo.

*Orí La Divinidad del Destino, del libro:Leonel Gàmez Oseniwó:Enseñanzas de un Amigo, un Hermano, un Maestro.
Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates