Latest News

Publicidad

Iyanifá: Un Intercambio de Opiniones

//]]>
Como dijimos, este tema surgió dentro del marco de la presentación del Código de Ética, al cual el Chief Popoola se refirió de la siguiente manera:
Solagbade Popoola: Muy buen trabajo. Todo fue traducido para mí. Gran comienzo para unir Ifá y a los practicantes de Orisa. Tengo la esperanza de aprender más acerca de usted y su misión. He leído algunos de sus artículos y tienen buenos puntos de hecho, pero en lo que se refiere a la iniciación de mujeres e Iyanifa, D’Haifa no fue la primera mujer en ser iniciada en Ifá mi amigo. Esto ocurrió mucho antes de su tiempo. Lea mi NOTA sobre Oluwo en mi página de Facebook, sobre la primera mujer iniciada en IFA.
AGUILA DE IFA©: Buenas tardes. Aboru, Aboye, Abosise Baba Popoola. Bienvenido a su humilde página y muchas gracias por sus amables palabras. Yo no tengo una misión Baba. Sólo tengo un deseo: Hacer grande nuestra religión, con practicantes honestos y más importante, unidos. Por supuesto que podemos aplicar los conceptos para unificar nuestras tradiciones. Por favor, siéntase libre de venir en cualquier momento que desee. Por supuesto que voy a leer su artículo y le haré saber mis comentarios. Muchas gracias por su invitación.
AGUILA DE IFA©: Si no le importa, voy a traducir estas líneas, ya que muchos de mis lectores, no hablan inglés. Voy a esperar su permiso para hacerlo.
Historia de Oluwo: Primera mujer iniciada en Ifá
LA HISTORIA DE OLUWO - DE LA MUERTE SEGURA A OPORTUNIDADES ILIMITADAS
Esta historia fue tomada de Oturu-Gban-tete (Oturupon - Irete Odu 194) Esta estrofa enuncia:
Ikun ab'inu gbento Agbe nii f'ibere s’oro Dia fun Okanmbi Tii s’omoye Olofin Eyi to nsunkun oun o r’omo bi Ebo ni won ni ko waa se…
Traducción
Ikun, la ardilla con su vientre enorme. Un agricultor es el que prospera mientras se agacha. Ellos fueron los Awó que lanzaron Ifá para Okanmbi El heredero aparente de la materia fecal de la Olofin. Cuando él se lamentaba de su incapacidad para engendrar un hijo. Se le aconsejó ofrecer ebo.
Okanmbi acababa de tomar posesión como el Olofin, el Oba de Ile-Ife. Él era muy popular entre sus súbditos. Era amable, generoso, benevolente y comprensivo, con las apremiantes necesidades de sus súbditos. Llevaba el temor a Olodumare en su corazón. Tuvo varias esposas, las que eligió para casarse por su propia cuenta y las que le presentaron como regalos reales. Lamentablemente, sin embargo, ninguna de estas mujeres fue capaz de concebir un hijo para él. Esta era la principal fuente de tristeza de Okanmbi.
A consecuencia de esto, Okanmbi convocó a Ikun Abinu-gbento y Agbe-n-fi-Iberê-soro, sus dos sacerdotes de Ifá favoritos, para consultar: "Eriwo ya, mis queridos Babalawo" comenzó Okanmbi, "Todos ustedes saben mi problema en esta ciudad. Yo tomé posesión del trono de mis antepasados, principalmente porque mi padre me engendró. Yo no tengo niños en la actualidad. La implicación de esto, es que mi propia línea ancestral llegará a su fin si no tengo un hijo que me suceda en el trono cuando yo muera. No creo que esta sea la voluntad de los dioses para mí, ya que nunca he pensado, hablado y hecho ningún mal en mi vida. El hecho de que todas mis esposas no han sido capaces de darme el fruto de su vientre en todo este tiempo, pone de relieve el hecho de que hay un problema grave. Estoy convencido de que este problema puede ser resuelto. Yo los llamo hoy para venir a resolver este problema. Olodumare, Orisa y mis antepasados han de juzgar y recompensarme de acuerdo a mi carácter hacia mis semejantes" concluyó Okannibi.
Los Babalawos le aseguraron que harían todo lo posible para asegurarse de que el problema se resolviera sin demora. Ellos trajeron el Ifá ancestral del Olofin, el Oba de Ile-Ife e Ifá fue consultado. Durante la consulta, Oturupon-Tete (Oturupon-Irete) fue revelado. Después de mucha deliberación, el Awó declaró: "Kabiyesi, Ifá prevé el iré de la procreación. Ifá dice que no morirá sin dejar varios niños detrás de usted, los que continuarán su linaje ancestral. Ifá sin embargo, aconseja ofrecer ebo y ofrecer a un ser humano para servir a sus espíritus ancestrales”.
Okanmbi ofreció todo el ebo. Él mandó a llamar los Aworo (sacerdotes oficiantes) de su santuario ancestral y les pidió que buscaran una persona adecuada para que sirviera en el templo. "Kabiyesi, parece ser que hay una mala interpretación en algún lugar", dijo el jefe de los Aworo. Lo que tenemos que hacer es sacrificar a la persona escogida por sus antepasados, a fin de que sus esposas puedan dar a luz". “¡No!”, Gritó Okanmbi, “¡Yo nunca lo haré! ¿Cómo pueden esperar que mate a un ser humano con el fin de conseguir otro? Los espíritus no estarán contentos con ese acto", declaró. Los Aworo le dijeron que lo que ellos (los awos) le habían dicho, era el deseo de los espíritus y no podía ser cambiado por nadie y menos aún, por los custodios de la misma tradición que deseaban mantener.
Después de muchas discusiones, se concluyó que un esclavo se utilizaría y se ofrecería como sacrificio para los espíritus ancestrales. A Olofin Okanmbi se le aconsejó que eligiera a uno de los numerosos esclavos que vivían en el palacio, para que se pudiera realizar el ritual ese mismo día. Okanmbi negó a utilizar a alguno de sus esclavos. Él dijo: "Son todos familiares para mí. Todos ellos son parte de mis súbditos. No podría soportar la pérdida de ninguno de ellos. Simplemente son parte de mi familia". Se concluyó que otro esclavo tenía que comprarse para realizar el ritual ese día. Los Aworo enviaron dos Abese (funcionarios nacionales del palacio), al mercado Ejigbomekun, para que compraran un esclavo inmediatamente.
En el mercado Ejigbomekun, sólo había un esclavo ese día. El nombre del esclavo era Oluwo, Agbamonu - ile, eru Ikole "Oluwo fue capturado en Ikole – Ekiti”. Este esclavo, una mujer, estaba en sus años veinte. Ella era de una belleza promedio. “¿Podemos utilizar una mujer como material ritual de los antepasados del Olofin?”, preguntó a su colega uno de los Ilari que llegó al mercado "¿Por qué no?, sangre es sangre - sea de las venas de un hombre o de una mujer. Mientras que sea un ser humano, los deseos de los antepasados y de los Aworo serán saciados En cualquier caso, la joven se ofrecerá a los ancestros hoy antes de la puesta del sol, ¿Por qué debemos preocuparnos de más por esto?", respondió el segundo Ilari. Toda esta conversación tuvo lugar justo en presencia de Oluwo. Cuando finalmente la compraron, ella sabía que iba al palacio para ser ofrecida como sacrificio, ella era consciente del hecho de que no viviría más allá de ese mismo día. Saber esto, la hizo resignarse a su suerte. Oluwo y los dos Ilari, salieron para el palacio poco después del pago.
En la unión de tres caminos hacia el palacio, se encontraron con cuatro prominentes Babalawos que viajaban de pueblo en pueblo. Nunca habían estado en una ciudad o pueblo por más de tres meses a la vez. Así que en este cruce, estaban confundidos en cuanto a qué dirección tomar. Por ello, decidieron consultar a Ifá como guía. Los nombres de los cuatro Babalawos eran:
Agirigiri Awo ori ikun Ona gbo kanyin-kan ma we Apankoko pankoko pankoko pa, Kii fee mu t'owo o re wa, Afi ko gba t’owo eni
Traducción:
Agirigiri, la parte dura del cráneo de una ardilla. El camino puede hacer envejecer y debilitar una esponja, pero nunca va a tomar un baño con ella. Apankoko pankoko pa pankoko (el sobrenombre del tercer Babalawo)
El que es reacio a liberar sus propias cosas, pero disfruta tomarlas de los demás (el sobrenombre del cuarto Babalawo)
Cuando Ifá fue consultado Oturupon-Irete, también se reveló. En el momento en que estaban analizando este Odu, Oluwo y los dos Ilari estaban pasando en ese momento.
“Joven Mujer", le dijo uno de los cuatro Babalawo, "Vas a quedar embarazada y darás a luz a un bebé. Diecisiete años lunares después, el niño se convertirá en Oba. En este momento, usted tiene sólo seis caracoles. Ifá dice que usted necesita ofrecerlos como ebo, para que lo que se les ha dicho se cumpla ", concluyó.
Oluwo se detuvo en seco, estaba convencida de que el mensaje ciertamente no era para ella. Ella sabía que no estaría al día siguiente, mucho menos podía hablar del año que viene. "Enaltecidos Sacerdotes de Ifá, estoy segura se ha producido un error en su mensaje, porque el mensaje no puede ser para mí. En verdad, sólo tengo seis caracoles conmigo y estoy dispuesto a dárselos a ustedes ya que mi negativa a hacerlo no hará que el dinero sea útil para mí de todos modos. Hoy voy a cumplir mi muerte, porque ya se han hecho todos los preparativos para ofrecerme a los antepasados del Olofin esta noche", respondió Oluwo. Luego entregó los seis caracoles al Babalawo.
"Joven Mujer, solo le acabo de decir lo que Ifá nos pidió que le dijéramos" dijo el Babalawo. Preguntaron por su nombre y ella les dijo. Los dos Ilari estaban riendo, haciendo mofa de Oluwo y de los cuatro sacerdotes de Ifá que los consideran personas muy estúpidas por estar haciendo un ejercicio de futilidad. "¿No pueden darse cuenta estos estúpidos Babalawos, de que esta mujer va a morir hoy? ¿Cómo va a quedar embarazada, en el breve plazo que le queda para que ella viva en la tierra?", Se fueron y luego reanudaron su viaje de regreso al palacio. Pronto llegaron al palacio.
Tan pronto como llegaron al palacio, Olofin Okanmbi hizo que otro Ilari fuera a llamar a los Aworo, para que el ritual se pudiera realizar sin demora. Cuando el Aworo llegó, se olvidaron de traer con ellos a Teetu, el verdugo. En el momento en que recibieron al Teetu, ya era muy tarde y nada se podía hacer ese día. El jefe de los Aworo dijo: "Kabiyesi este ritual no se puede hacerse con prisa. Por ello, debemos posponerlo para mañana, con el fin de ser capaces de hacer un buen trabajo para Su Alteza Real”. Se acordó que la asignación se realizaría al día siguiente.
Cuando quedó claro que todo tendría que esperar hasta la mañana siguiente, Olofin Okanmbi llamó a una de sus esposas, que acertó a pasar por el palacio en momento: "Olori, por favor ayúdeme a cuidar de esta joven hasta mañana", declaró.
Esta Olori no estaba al tanto de lo que se estaba desarrollando en el palacio, en lo que respecta al ritual o incluso sobre la consulta de Ifá que se realizó ese mismo día. De hecho, ella era la mujer en cuya habitación se suponía que Olofin Okanmbi iría a dormir en la noche. Ella se dijo a sí misma: "Lo que Kabiyesi me ha hecho, es una gran afrenta. ¿Por qué es que cuando es mi turno para recibir al Olofin en mi habitación, este me pide cuidar a otra mujer para él? ¿Por qué me insulta de esta manera? ¿Por qué es tan insensible a mis necesidades emocionales? Como si esto no fuera suficientemente malo, él me ha ordenado hacer esto en presencia de sus jefes y personal de oficina. Estoy segura de que se están riendo de mí ahora”, se quejó amargamente. "De todos modos, yo sé qué hacer con él. De seguro le haré pagar por esto. Me ha pedido cuidar de una apestosa, desigual, hambrienta y sucia mujer, cuando me había hecho mi peinado especial de trenzas, que tanto le gusta ver en mi cabeza. ¡Voy a hacerle pagar por esto!". Ella siguió y siguió hasta que cayó en cuenta de que si se negaba a cumplir con la directiva del Olofin, sería tratada con severidad.
En consecuencia, ella fue a buscar agua para la mujer. Ella le pidió que fuera a tomar su baño. Ella le dio comida y la dejó ir y dormir en su habitación hasta el día siguiente. La Olori luego se fue a dormir en otra habitación.
Sin embargo, la instrucción que Olofin Okanmbi le dio, de que cuidara de la joven, era para que se asegurara de que ella se mantuviera entre las esclavas y hacer que ella se sintiera cómoda hasta el día siguiente. Él le dijo a esta Olori que lo hiciera, porque ella era una de sus esposas favoritas.
En la oscuridad de la noche, y como es costumbre en todos los palacios Yoruba, Olofin Okanmbi llegó a tientas a la habitación de su Olori favorita. Tan pronto como entró en la habitación, a pesar de que la habitación estaba en total oscuridad, sabía que algo andaba mal. No podía percibir la fragancia que solía sentir cuando él normalmente entraba a la habitación de su Olori. Cuando entró en su cama, él descubrió que el peinado favorito que ella se había hecho y que él vio en la tarde de ese día, tampoco estaba allí. Asimismo, ella no dijo ni una sola palabra ni emitió sonido alguno mientras él se encontraba en su habitación. "Este es el colmo de la insolencia de Olori hacia mí", pensaba Olofin para sí. "No voy a tolerar esto y voy a tratarlo con ella. ¡Voy a enseñarle una o dos lecciones, que ella va a recordar por el resto de su vida! ¿Por qué tuvo que quitarse el peinado Aaso que se supone que debería tener, cuando entro en su habitación? ¿Y por qué ella no pronuncia palabra alguna? En el momento en que termine tratar con ella, hasta los que no la conocen van a llorarla“, juró. Olofin Okanmbi jugó con la idea de negarse a hacer el amor con ella, pero decidió no hacerlo. Razonó que si lo hacía, no tendría ningún impacto positivo en absoluto. Sólo sería hacer que la mujer pensara que él se había ido a otra habitación para hacer el amor con otra mujer. Por lo tanto, hizo el amor a la mujer en la cama, sin mucho interés y entusiasmo y luego fue a su propia habitación inmediatamente.
Para Olofin Okanmbi era desconocido que acababa de hacer el amor con Oluwo, la esclava que esperaba ofrecer a sus antepasados como sacrificio a la mañana siguiente.
En su habitación, la ira no le permitía dormir a Olofin Okanmbi. Él estaba pensando en el castigo más apropiado para su recalcitrante esposa. Llegó a la conclusión de que el castigo debía ser hecha públicamente para disuadir a otras esposas. Por su parte, Olori contemplaba igualmente la respuesta más adecuada al engaño flagrante de Olofin, porque ella sabía que él se había acostado con Oluwo. Ella llegó a la conclusión de que haría difícil que este apelara a ella. Ella se comprometió a no aceptarlo en su habitación y en la cama durante al menos tres meses lunares.
Muy temprano a la mañana siguiente, Olofin estaba en el palacio esperando por sus Aworo. La primera persona que vio fue a su esposa favorita. Ella estaba llena de ira. Pero, por desgracia, ¡El peinado Aaso todavía estaba en su cabeza! Debido a la ira y la frustración, ella gritó "Kabiyesi, ¿Por qué me hiciste eso ayer? En lugar de dormir en mi habitación, optaste por tener a otra mujer en mi lugar. Para colmo de males, me pediste que la pusiera cómoda para ti".
Fue entonces cuando todo lo que había sucedido la noche anterior, se hizo muy claro para Olofin Okanmbi. Entonces comprendió por qué no pudo percibir el olor del perfume, porque el peinado desapareció de repente en la noche, porque ella no había pronunciado una sola palabra o sonido, y por qué su esposa ahora estaba muy enojada y molesta. Olofin Okanmbi le explicó: “Yo no te pedí mantener a esta mujer en tu habitación para mí. En lugar de esto, te pedí cuidar de ella y de encontrarle un espacio en el cuarto de los esclavos y que estuviese cómoda allí". Olofin Okanmbi prosiguió: "inmediatamente que llegué a tu habitación en la noche, me di cuenta de que algo andaba mal. Sin embargo, no esperé para averiguar que era, y yo regresé a mi habitación. Tú no debes preocuparte, porque en mis sentidos, yo no habría hecho el amor con Oluwo. Yo nunca habría hecho el amor a otra persona en lugar de mi Olori favorita". Concluyó.
Después de tener la seguridad de que no se tuvo la intención de hacerle ningún daño y que nada se hizo para humillarla, la Olori pidió disculpas a su esposo y todo volvió a la normalidad.
Mientras tanto, Olofin Okanmbi estaba muy confuso. Él estaba meditando. Muchos pensamientos cruzaron su mente al mismo tiempo. Así que he hecho el amor con esta mujer esclava. Si esto se ha hecho, entonces, ¿Qué diferencia hay entre ella y mis otras esposas? Después de hacer el amor con ella, ¿Tengo alguna justificación moral para pedirle a la gente que la ofrezca como sacrificio a mis antepasados? ¿Tengo alguna razón para discriminarla, basado en el hecho de que era una esclava? ¿Cuál era la diferencia en el nacimiento de los esclavos y las personas libres?
Después de mucho debatir consigo mismo, el concluyó que no podía justificar la muerte de esta mujer y, por tanto, no podía ordenar su muerte. Si bien era cierto que sus antepasados necesitaban un ser humano para ser sacrificado, sin duda alguna no era esa joven, razonó. A la conclusión que llegó, fue la de perdonar a esta mujer.
Después de esto, el Aworo y el Teetu llegaron. Olofin Okanmbi discutió la situación con ellos y les dijo que él acababa de descubrir algo que hizo que la joven no fuera apta para el sacrificio a sus antepasados.
Olofin Okannibi ordenó que Oluwo debía convertirse en sirviente y ayudante personal de su esposa favorita. Esto fue muy agradable para Olori y Oluwo, la esclava se convirtió en la sirviente doméstica. Oluwo se convirtió en la compañera de Olori. Olori la trataba como a una hermana más joven.
Un mes después, Oluwo informó a Olori que había perdido su período. Olori le preguntó cómo se las arregló para quedar embarazada. Ella preguntó: "¿Has dormido con los esclavos o cualquiera de los otros sirvientes domésticos masculinos del palacio? ¡Ella respondió que Kabiyesi era el responsable de su embarazo! Olori casi se desmaya.
Cuando se recuperó, ella preguntó: "¿Cómo sucedió esto?" Oluwo explicó todo lo que había ocurrido con ella aquella noche. Oluwo dijo que cuando el Olofin entró en su cama, ella decidió no decir ni una palabra durante todo el incidente, porque ¿Quién se atrevería a decirle algo al Olofin? y también, ¿Qué importaba de todos modos, si ella iba a ser ejecutada al día siguiente? "Vayamos y enfrentemos a este hombre tramposo y sin vergüenza”, gritó Olori.
Tímidamente, Oluwo siguió a Olori para enfrentar a Olofin Okanmbi. "¡Usted es un mentiroso, un tramposo y un hombre irresponsable. Imagine al Oba que controla todo el mundo y va y le hace el amor a una esclava ordinaria! ¿A cuántas mujeres nacidas libres le has hablado y han rechazado tus propuestas, que te hicieron caer tan bajo, hasta el punto de hacer el amor a una esclava? ¡Todos tus súbditos se enterarán de esto! ¡La persona que todos los mortales en la tierra tiemblan, ante la sola mención de su nombre! Me aseguraré de que tu nombre se arrastre en el fango! Lo haré..."
"¡Calla mujer! Y mide tus declaraciones antes de incurrir en la ira real. No me quedaré pasivo, ni permitiré que nadie, incluida tú, me insulte justo en mi presencia. Si tienes algún problema, explícalo en voz baja y con el debido respeto o mantén la boca cerrada ", tronó a su vez Olofin Okanmbi.
"¿Te he oído decir que si tengo un problema? Por supuesto, que no tengo ningún problema. ¡Tú eres el que tiene un problema y tu problema es que caíste tan bajo, como para hacer el amor a una mera esclava! Te hiciste barato. Tú personalmente decidiste lanzar tu propio respeto hacia el viento. Tú eres es el que tiene que explicar al mundo, por qué elegiste hacer el amor con una esclava ordinaria! Hombre sinvergüenza” Ella estaba llorando a gritos en ese momento.
"Si no te callas ahora, voy a pedir a los guardias que no sólo te saquen de mi presencia real, sino que igualmente te echen fuera del Palacio. Si hay algún problema, házmelo saber y deja de despotricar. Si quieres saberlo, nunca he manchado mi dignidad y auto-respeto. Ambos están y seguirán estando intactos, mientras viva”.
"Tal vez tú no sabes esto todavía", dijo Olori. "El viento ha soplado y el ano de las aves ha sido revelado. Tu ilícito romance con Oluwo ha sido expuesto. No hay ningún secreto en este mundo. Recuerda, que se suponía que esta chica aquí, iba a ser ofrecida como sacrificio a tus antepasados al día siguiente, que ella fue llevada al palacio. Si hubieras hecho esto, tal vez tu pequeño, pero barato secreto se habría mantenido oculto para siempre. Pero no, los antepasados tienen una manera de exponer a las personas como tú. Tú ordenaste que ella no debía ser utilizada para dicho propósito. Otros pueden pensar que esto se debe a tu bondad, pero no; esto fue porque ya habías iniciado una relación amorosa ilícita, que deseabas continuar con ella. Déjame decirte esto: ¡Esto no lo puedes negar, porque Oluwo ya está embarazada de ti!"
En lugar de contestar, Oluwo estaba llorando en silencio. "¿Es cierto?" Olofin Okanmbi persistió con su pregunta. Después de un momento, Oluwo confirmó asintiendo con la cabeza.
"¿Qué tienes que decir a esto? ¡Todo el mundo se enterará de lo que acabas de hacer, te lo puedo asegurar. Personalmente voy a dejar que el mundo sepa que tú has contaminado tu sangre y a toda tu casa real embarazando a una mera esclava!" Ella gritó.
En vez de responder, Olofin Okanmbi se levantó muy despacio y en silencio entró en el santuario ancestral. Él estuvo allí por bastante tiempo. Cuando por fin salió, Olori y Oluwo todavía estaban donde las había dejado.
"¿Sabes por qué entré en el santuario de mis antepasados?, Olofin le preguntó a Olori. Sin esperar respuesta, continuó con su declaración: "Fui a la capilla para dar alabanzas y gracias a mis antepasados. Aunque lo que pasó esa noche fue muy desafortunado, es a través de esta mujer que se suponía que debía utilizar como sacrificio, que ahora me he convertido en un padre potencial. Siento que mis antepasados sabían que esta era la forma en que sería capaz de engendrar un hijo. La forma de actuar de las deidades es misteriosa. Agradezco a mis antepasados por responder a mis oraciones. "Hizo una pausa para dejar que su mensaje tuviera el efecto adecuado.
“En cuanto a ti Olori, no tienes que preocuparte de decirlo por mí a todo el mundo. Eso lo haré yo mismo, a partir de este mismo momento". Dicho esto, se volvió hacia Oluwo y le dijo: "Usted me has convertido en un padre potencial y por eso, estoy eternamente agradecido. A partir de hoy, tú serás una de mis esposas. Todos los trámites necesarios se celebrarán dentro de una semana. Yo invitaré a las personas y al Oba de Ikole -. Ekiti para que asistan a la ceremonia. De hoy en adelante, tú eres libre, ya no serás una esclava, sino una nacida libre y una Olori con todos los derechos y privilegios de Olori son tuyos desde ahora. ¡Nadie deberá tratarte más nunca como una esclava!”.
Ese mismo día, Olofin Okanmbi anunció el nuevo estado de Oluwo a todo el mundo en el palacio. Todas las otras esposas y esclavos aceptaron de mala gana su nuevo estatus. Poco después de esto, todas las otras esposas quedaron embarazadas y unos nueve meses después Oluwo dio a luz a un bebé. Poco después de este nacimiento, las otras Olori dieron a luz a sus propios bebés. Okanmbi era un hombre muy feliz.
Dieciséis años después de esto, Olofin Okanmbi se unió a sus antepasados. Inmediatamente después de esto, el proceso de elegir un sucesor comenzó. Ifá fue consultado. Después de una investigación exhaustiva, el hijo de Oluwo fue elegido para suceder a su padre. De este modo, Oluwo se convirtió en la madre del Oba. Fue en este momento que Oluwo recordó las predicciones de Ifá de varios años atrás y comenzó a dar alabanzas y gracias a Olodumare, Ifá y a sus antepasados. ¡Luego insistió fervientemente en que ella debía ser iniciada en Ifá! Su deseo fue concedido. Por lo tanto, se convirtió en la primera mujer en el registro de la historia de Ifá ser iniciado en Ifá.
Poco después de la ceremonia de instalación de su hijo como el Olofin de Ile-Ife, los cuatro Babalawos que predijeron que Oluwo quedaría embarazada y que daría a luz a un niño que 16 años lunares después se convertiría en el próximo Oba de Ile –Ife, regresaron de su peregrinación. Ellos preguntaron por Oluwo. Se les dijo que Oluwo se había convertido en la madre de su nuevo Oba. Enviaron un mensaje al Palacio que les gustaría ir y visitar Oluwo.
Cuando Oluwo se enteró del mensaje, se sintió llena de alegría. Rápidamente envió un mensaje de vuelta, diciendo que estaba ansiosamente esperando por ellos. Ella extendió una estera nueva, puso su Ifá y el de su hijo en la estera. Ella puso nueces de cola, agua y ginebra en la estera y esperó a que llegaran los Babalawos.
Tan pronto como aparecieron los cuatro Babalawos, ella comenzó a cantar lo siguiente:
E g'oore o , e p'abi o Awo rere o E g'oore o, e pa'bi Awo rere Agirigiri, Awo ori ikun Babalawo ni won nse o E g'oore o, e pa'bi o Awo rere o E g'oore o, e pa'bi Awo rere Awon Ona-gbo-kanyin-kan-ma-we Babalawo ni won nse o E g'oore o, e pa'bi o Awo rere o E g'oore o, e pa'bi Awo rere Awon Apankoko pankoko pankoko pa Babalawo ni won nse o E g'oore o, e pa'bi o Awo rere o E g'oore o, e pa'bi Awo rere Awon Kii fe mu t'owo re wa Afi ko gba t'owo eni Babalawo ni won nse o E g'oore o, e pa'bi o Awo rere E g'oore o, e pa'bi Awo rere
Traducción:
Por favor, suban en la estera y rompan las nueces de kola. Buenos Awo por favor, siéntense en la estera y rompan las nueces de kola. Competente Sacerdote de Ifá Agirigiri Awo ori Ikun es verdaderamente un maravilloso Awo, favor pase a la estera y rompan las nueces de kola. Buenos Awo, por favor, siéntense en la estera y rompan las nueces de kola. Competentesacerdotede de Ifá Apankoko pankoko pankoko pa es igualmente un verdadero Babalawo, por favor pase a la estera y rompa las nueces de kola. Buen Awo por favor siéntese en la estera y rompa las nueces de kola. Competente sacerdote de Ifa Kii fee mu tie wa Afi ko gba t'owo eni es igualmente un verdadero Babalawo. Por favor pase a la estera y rompa las nueces de kola. Buenos Awos por favor, siéntese en la estera y rompan las nueces de kola competentes sacerdotes de Ifá.
Después de todo el protocolo, Oluwo les narró toda su historia. Ellos escucharon con atención. Después de oír la narración, ellos preguntaron: "¿Ahora está de acuerdo en que todo el mundo puede cambiar, pero lo que dice Ifá nunca va a cambiar?" Ella respondió que sin duda era cierto.
OBSERVACIONES: Esta historia trata de la esperanza perdida, y la esperanza recuperada. La esperanza no sólo se recuperó sino que abrió la puerta a oportunidades ilimitadas. Se destaca la difícil situación de las dos personas que estaban en necesidad desesperada de cosas diferentes y que fueron capaces de darse cuenta de los deseos de sus corazones - Okanmbi estaba en extrema necesidad de por lo menos un hijo para sucederle cuando muriera. Oluwo necesitaba la intervención divina para al menos salvarla de una muerte segura y dolorosa. Ambos recibieron sus milagros con bonificaciones. Okanmbi fue capaz de tener no sólo un hijo, sino varios. En el proceso, él cambió la vida de todas sus esposas de ser mujeres estériles a ser madres orgullosas. En el caso de Oluwo sin embargo, se retiró la muerte segura, que colgaba sobre su cabeza. A ella se le cambió el estatus cambió de esclava a una nacida libre. Ella se convirtió en madre de varios hijos. Su primer hijo se convirtió en el Oba de Ile-Ife, la cuna de la existencia humana.
¿Cómo sucedió todo esto?
1. Ambos ofrecieron ebo y cumplieron con las directrices de sus respectivos Babalawos.
2. Ellos buscaron la intervención divina con las manos limpias y corazones puros. Ellos nunca se engañaron a sí mismos, engañaron a otros, o hicieron el mal en secreto.
3. Cuando se habían cumplido las dos condiciones, Esu Odara intervino para asegurar que los deseos de sus corazones se hicieran realidad: Primero, fue Esu Odara el que creó la confusión que hizo que los Aworo insistieran en que la persona a ser llevada como sacrificio a los ancestros de Okanmbi debía ofrecerse como sacrificio en vez de servir a los antepasados en el santuario; En segundo lugar, ella fue encontrada en el mercado Ejigbomekun. Cuando hubo dudas en cuanto a si se podía comprar una mujer para el sacrificio, fue Esu Odara el que inclinó la balanza a favor de la compra; En tercer lugar, Esu Odara fue quien aseguró que el sacrificio no fuera ofrecido el día en que estaba previsto. El aplazamiento de un día, hizo que todo cambiara; Cuarto, también fue Esu Odara el que creó la confusión en la mente de Olori y que le hizo malinterpretar las directrices de Okanmbi; Quinto, fue Esu Odara el que causó la confusión en la oscuridad total, que llevó a Okanmbi a hacer el amor con Oluwo, pensando que ella era su Olori, Sexto , Esu Odara también se aseguró que la mente de Okanmbi fuese cambiada y que no se utiliza a Oluwo como material de sacrificio – y fue cuando todos estos ingredientes estuvieron presentes, que se hizo posible que Oluwo quedara embarazada; Octavo, Esu Odara fue quien finalmente se aseguró que el hijo de Oluwo fuera elegido para suceder a su padre.
Todo esto fue asistido por el buen carácter de las dos personas principales involucradas. Ciertamente los que ofrecen ebo y siguen las directrices de Ifá, son seguros candidatos de los milagros, ya que Esu Odara seguirá siendo su mejor amigo.
Esta historia igualmente deja en claro para nosotros, que el cliente no tiene que estar cerca cuando se va a ofrecer un ebo. De hecho, en el momento en que un cliente paga, ya sea para todos los materiales ebo o los suministra directamente o a través de alguien, Esu Odara considerará que el ebo se ha ofrecido. Si el ebo fue ofrecido o no, se deja al Babalawo y él será el que responda por ello, cuando Esu Odara venga llamando.
AGUILA DE IFA©: Sr. Popoola: Aboru, Aboye, Abosise. Con el debido respeto, la historia de Oluwo, no es una historia que pueda justificar una mujer como "Babalawo" femenino. Le puedo decir, que en América se inician muchas mujeres en Ifá, pero puedo asegurarle que no son Babalawo femeninos. La historia ni siquiera menciona la palabra Iyanifa. De hecho Sr. Popoola, la historia de Oluwo, que usted menciona, cita uno de los mismos Odus, que prohíben a las mujeres a ser iniciadas como sacerdotes de Ifá. Oturupon - Irete (194:11 de su tradición, Odu prohíbe claramente mujeres a su alrededor). ¿Me está diciendo que uno de los mismos Odus que prohíben a las mujeres para ser iniciadas, les permite iniciarse? ¿Cómo puede suceder esto Padre?
Solagbade Popoola: Aguila: En la historia, Oluwo fue iniciada en Ifá. Se lo puedo asegurar 100 por ciento. Ahora, si ella era Iyanifa, es una historia diferente. Recuerde que compartí que fue iniciada en Ifá, no que era una Iyanifa. Para ser Iyanifa, debe ser iniciada en Ifá y también ser entrenada como sacerdotisa. Esto también es válido para los hombres. Porque un hombre sea iniciado en Ifá, esto no hace que automáticamente sea un Babalawo. El hombre también tiene que entrenar para ser Babalawo. Una muy famosa Iyanifa sin embargo, se puede encontrar en Edigbere (Odi Ogbe). Su nombre era Oke. Muchos la conocen como Orisa Oke. Ella era una muy famosa Iyanifa y ella incluso salvó la vida de Orunmila. Voy a compartir esta historia en mi próxima serie Ifá Dida. Pero le aseguro que hay muchas mujeres iniciadas en Ifá en Nigeria. Sin embargo, muchas no eligen asumir los estudios para convertirse en Iyanifa. Esto es más cultural que otra cosa, pero son libres de hacerlo. No hay prohibición.
Solagbade Popoola Aguila: Sí, por favor traduzca lo que he compartido para que todos puedan ver lo que he escrito. También, Iyanifa no es una nueva invención. Ahora, es cierto que las mujeres no se iniciaban originalmente en Ifá hace mucho tiempo en tierra Yoruba. Es por eso que he compartido la historia de Oluwo para mostrar que, según mi investigación, es la primera de las mujeres documentadas en Odus de Ifá en ser iniciada en IFA. D' Haifa definitivamente no fue la primera mujer iniciada en Ifá. Y Agboola está correcto, hay una manera muy específica para iniciar a las mujeres en Ifá, sin que ellas deban ver a Odu directamente, pero esto no puede ser compartido, ya que no todo el mundo está iniciado en Ifá aquí. Agboola también tiene razón al decir que la sola iniciación en Ifá, no hace a una mujer de forma automática un Iyanifa, pero tampoco hace a un hombre automáticamente ser un Babalawo. Completar estudios de Ifá y ser iniciados en Ifá, es lo que hace a un Babalawo o una Iyanifa. También debe saber que existe un título administrativo en Ifá en el Egbe Awo, llamado Iyanifa. Espero que esto aclare la mayor parte de la desinformación que está circulando en la diáspora sobre las mujeres iniciadas en Ifá. Espero que esto también aclare las cosas sobre los hombres iniciados de Ifá.
AGUILA DE IFA©: Buenas noches Sr. Popoola. Como le he dicho, nosotros también iniciamos a la mujer en Ifá. En nuestra tradición afrocubana las llamamos Apetebi. Todas las mujeres pueden ser iniciadas en Ifá. Eso sucede desde los inicios, pero que una mujer sea iniciada como sacerdotisa de Ifá, es definitivamente nuevo. Por favor revise Ofun Meyi de su tradición. Otra cosa, no hay manera de iniciar a una persona como un sacerdote de Ifá, sin la presencia de Odu. Los dos sabemos eso. Otra cosa que hay que explicar es: ¿Cómo (antes de 2003) todos los antropólogos, los historiadores, los sociólogos, los académicos culturales, muchos escritores religiosos (entre ellos el Dr. Abimbola, quien también dio una entrevista a Bascom) y miles de Tesis Universitarias desde que se comenzó a escribir la historia Yoruba, estaban todos equivocados al llamar a Ifá como un sacerdocio EXCLUSIVO para hombres? ¿Quién va a explicar eso? Además, si nos fijamos en las Estancias de todos los Odus, siempre se habla de Babalawos (esto significa que los sacerdotes son masculinos), nunca se habla sobre ninguna mujer sacerdotisa, ni Iyanifa, ni mujeres "iniciadas” en Ifá, incluyendo sus libros, antes de la fecha mencionada, no hay ni siquiera una estrofa donde una mujer haya hecho el viaje del cielo a la tierra, pidiendo a Olodumare ser una sacerdotisa de Ifá (siempre es un hombre). En otras palabras: Estancias de Ifá, miles de tesis universitarias, Historia, Antropología, Estudios Culturales, Sociología y estudios religiosos tanto de la comunidad internacional, como en Nigeria, están todos equivocados? Si todos estaban equivocados, ¿Cómo es que nadie protestó esta mentira, entre ellos el Dr. Abimbola? Estoy perfectamente claro, en que Iyanifa es un título, no una iniciación, pero aquí en América, se ha utilizado para llamar a la "Mujer Babalawo” o más correctamente "Iyalawo“, que tampoco existe. Yo en realidad creo que es imposible que todas las ciencias estén equivocadas al mismo tiempo o no vean algo así, pero estaré muy contento de ver o conocer las fuentes de sus investigaciones.
Solagbade Popoola: En lo mejor de mi conocimiento, una mujer no puede VER Odu. Esto NO quiere decir que una mujer no puede SENTIR la presencia de Odu. Después de todo, en la misma estrofa de Ofun Meji, otras mujeres que vivían con "Oro Modimodi" la hija de Olowu Sakoorogbale. Ese es el verdadero nombre de Odu. Ella nunca se peleó hasta que estas mujeres decidieron ver y exponerla en su habitación. Además, todo Awó que tiene Odu en su casa, también tienen a sus esposas que viven en la misma casa con ellos y no hay ningún problema.
AGUILA DE IFA©: Baba Popoola Buenas noches. Ofun Meji establece claramente que las mujeres no pueden estar en la PRESENCIA de Odu. Incluso un hombre, no puede ver A Odu, sin las ceremonias para hacerlo. Si seguimos su lógica, podríamos también iniciar homosexuales, ya que estos también pueden SENTIR la presencia de Odu y Ofun Meji no dice nada acerca de los homosexuales. Un Babalawo no se puede iniciar sin la PRESENCIA de Odu. Odu debe estar presente, para que un Babalawo nazca. En Ofun Meji, las mujeres vivían con Oro Modimodi, y todos sabemos lo que pasó con uno de ellas. Odu incluso mató a la atrevida mujer y que es precisamente la razón por qué las mujeres no pueden estar en la presencia de Odu. Esa es también la razón por la cual Odu se negó a volver a la casa de Orunmila nuevamente. La misma instancia, dice que un Babalawo no puede ser competente y sabio SIN Odu. Entonces, ¿Qué sentido tiene iniciar a una mujer, si ella nunca podrá ser una sacerdotisa de Ifá competente y sabia como lo establece Ofun Meji?
Solagbade Popoola: Aguila: Apetebi NO es una iniciación. Apetebi es parte de un ritual de entregar a una mujer a Orunmila como su hija y esposa. Es como llevar a cabo el ritual de un niño Abiku, a fin de preservar su vida y evitar que el niño sufra de muerte prematura. Eso no puede ser visto como una iniciación. Además, una persona puede ser iniciada en Ifá sin Odu. Hay tres tipos de iniciación: uno, iniciación Egan y aquellos que se someten a este tipo de iniciación se llaman Awo Elegan; dos, iniciación Ado, a los que se someten a este tipo de iniciación se conocen como Awo Alado, y tres, iniciación Odu, los que se someten a este tipo son Awo Olodu. Las dos primeras iniciaciones se llevan a cabo sin Odu. Es el tercer tipo que se realiza con la presencia de Odu. Le aseguro que ellos son todos sacerdotes de Ifá. Entre los Awo tenemos este dicho: “T'Elegan-t'Olodu, Gbogbo wa la Jo n s'awo". Esto significa "Ambos Egan y Odu inician, todos somos Awo".
AGUILA DE IFA©: En nuestra tradición afrocubana, Apetebi es una iniciación. Es probable que en su tradición no lo sea, pero en la nuestra seguro que sí es. Por supuesto que el nombre utilizado es incorrecto, pero es una iniciación, ya que las mujeres reciben sus atributos. En este caso, el problema podría ser la forma en que nosotros llamamos las cosas de este lado del Atlántico, pero muchas cosas en el lenguaje (entre otras cosas) se perdieron en Cuba y un buen amigo mío está trabajando para solucionar eso.
Muchas cosas cambiaron también, porque nuestros antepasados no vinieron a América como hombres libres y algunas cosas cambiaron por la fuerza. Muchos grupos étnicos africanos en un lugar muy pequeño, dará nacimiento a un nuevo tipo de religión, basada en la original. Algo como esto es culturalmente normal que suceda. Usted puede encontrar muchos estudios de sociología acerca de estos fenómenos. Para nosotros, esta ceremonia es uno de los pasajes de iniciación, ya que una mujer no puede ser Ayafá, sin este rito. Nuestras tradiciones son diferentes en algunos aspectos, eso es todo.
Pero Iyanifa es un asunto muy diferente. Sin embargo, yo entiendo sobre los AWO KEKERE masculinos y femeninos (su iniciación). Ellos experimentan los mismos ritos para convertirse en AWO KEKERES. Incluso entonces, son equivalentes solo en su formación. Entonces los hombres van por más entrenamiento y más tarde reciben a Odu y allí... es donde terminan las similitudes. Los hombres deben someterse a otros ritos de iniciación, incluyendo la recepción de Odu. Esto está muy bien documentado en muchas tesis universitarias y muchos, muchos libros y trabajos sobre nuestra religión: No hay mujeres "Babalawo”.
Solagbade Popoola: Aguila: Usted es bienvenido en cualquier momento a mi casa, para que podamos discutir largamente todos estos temas y yo compartiré lo que sé, proporcionando los Odu de Ifá que apoyan categóricamente mis puntos de vista sobre Apetebi, iyanifa, etc. La única área en que voy a estar de acuerdo con usted, es en que no muchas mujeres iniciadas en Ifá se han convertido en sacerdotisas de Ifá (Iyanifa) en nuestra historia. Sólo hay unas pocas que he encontrado, pero están ahí. Orisa Oke es una de ellas. Llámeme para discutir más. Estoy abierto a compartir con usted lo que sé, utilizando Odus de Ifá que sustentan categóricamente mis afirmaciones. 234 803 720 0157. Usted puede usar mi entrevista, para compartir con otros, para que todos podamos tener claros estos tópicos. Las mujeres sacerdotisas, son llamadas Iyanifa, no Iyalawó. La palabra Iyalawó no significa nada, Iyanifá es el término correcto. Iyanifa es un título, pero también es el nombre dado a la mujer sacerdotisa de Ifá. Yo entiendo por qué tiene tantas reservas porque en América he oído de muchas creaciones que no son ciertas como Iyalawo. Pero puede estar seguro que voy a ofrecerle Odu de Ifá para apoyar mis afirmaciones. Llámeme para discutir mi hermano y podamos fijar una fecha para reunirnos y tener un intercambio amistoso de conocimiento.
AGUILA DE IFA©: Baba: Gracias de nuevo por la invitación. Mi primer punto es que tenemos que ser claros en el sentido de que no estoy hablando sólo en términos religiosos y dar mis argumentos sobre por qué no creo y creeré en esta " iniciación"; pero tenemos que recordar que también estamos hablando de una Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la HUMANIDAD. Con el fin de sea una Herencia Patrimonial, debe mantenerse como fue, lo cual no es el caso aquí. Violar esto, es violar los derechos a que la humanidad tenga la Obra de Arte ORIGINAL. Es por ello que considero esto como un crimen de Lesa Humanidad (sin ánimo de ofender aquí Baba). Es como pintarle un bigote a la Mona Lisa y tratar de decirme que es "original", porque Da Vinci pensó en hacerlo y el Museo del Louvre puede probarlo. En segundo lugar, podemos deducir que no es ni la obra maestra original ni el patrimonio, ya que usted afirma que es SU punto de vista y que se puede apoyar con Odus de Ifá. Pero no es el punto de vista de las enseñanzas de Ifá y de seguro no es el punto de vista de todas las ciencias que demuestran lo contrario. Estos son sus estudios y yo los respeto, a pesar de que sus estudios están en contra de muchos otros que afirman que sólo los hombres han sido sacerdotes de Ifá y que ha sido así siempre.
En pocas palabras: Si se trata de una investigación de su punto de vista, entonces esto es el nacimiento de una nueva clase de iniciación y es por eso es que necesita ser probada y sustentada en esta época. Si se trataba de una iniciación antigua, entonces no necesitaría probarse. Es tan fácil como eso Padre. Estoy de acuerdo en que Iyanifa es un TÍTULO CONFERIDO, pero no una sacerdotisa en el sentido que se conoce al Babalawo, y por supuesto, este título no es común en Nigeria, ya que sólo se les da a DESTACADAS SERVIDORAS de Ifá, que han dedicado su vida a Orunmila y no porque se les haga una iniciación. Esto se hace con algunas ceremonias, pero no es una iniciación.
Por supuesto que voy a llamarlo y mantenerme en contacto, muchas gracias Padre, por su invitación y me siento honrado al poder tener este intercambio de ideas. También espero que beba tanto del café como yo y así poder sentarnos alrededor de una mesa durante horas, como buenos y viejos amigos, y pasar un grato momento discutiendo nuestros puntos de vista.
Solagbade Popoola: Aguila: Vamos a estar de acuerdo, solo para volver a caer en desacuerdo mi compañero Awó, pero todavía es bienvenido en cualquier momento que desee, para que podamos hablar a profundidad y le voy a suministrar Odus de Ifá que sostienen todo lo que he dicho.
AGUILA DE IFA©: Baba Popoola: Creo que es todo lo contrario. Creo que este argumento de intercambios, es muy saludable y necesario para todos nosotros y, especialmente, para nuestra religión.
Pero le voy a dar mi punto: Primero Babá, Usted no puede esperar demostrar ninguna proposición, a menos que busque EVIDENCIA NEGATIVA que pudiera contradecirlo, y segundo, es que muchos de nosotros ignoramos el primer punto, debido a la tendencia de la mente a mirar sólo por pruebas positivas que confirmen la proposición que queremos demostrar. Nuestras posiciones en este argumento en particular, se dirigen a un solo punto: Encontrar la verdad. Tómeme como abogado del diablo si desea.
El Principio Evidencia Negativa dice que no tenemos ninguna razón para creer una proposición cuando:
1. Toda la evidencia disponible que se utiliza para apoyar la opinión de que la proposición es verdadera, se demuestra que es inadecuada o poco fiable.
2. Es el tipo de afirmación que si la proposición fuera cierta, habría evidencia adecuada disponible, que serviría para apoyar la opinión de que la proposición es verdadera.
3. La zona donde debería haber pruebas, si hay alguna, ha sido examinada exhaustivamente.
Mis argumentos se basan en estos tres simples puntos. Si miramos esos puntos, no vamos a encontrar una sola evidencia de la Iyanifa como Babalawo femenino, en ninguna parte.
Baba, todo en la vida tiene que tener consistencia. Si la Iyanifa como mujer Babalawo existía, entonces debe ser consistente con la religión (que incluye la liturgia), la historia, la antropología, los estudios culturales, la sociología y un montón de ciencias, incluyendo estudios religiosos. Iyanifa como mujer Babalawo, no tiene esta consistencia en ninguna parte. Estaré muy contento de aceptar su invitación en la primera oportunidad que tenga de visitar su país. Ya tengo su teléfono.
Como no todos conocen la historia de Ofun Meyi que fue tratada en esta conversación, daremos esta como una referencia adicional, y de esta forma pueda comprenderse que era lo que conversábamos con el Chief Popoola.
Ewe Dundun tiene hojas fuertes
El pescado de espinaca tiene pie fuerte para caminar
Mira a la oreja de una leprosa
Y mira a la hoja de Ewe Dundun
Son iguales
La adivinación de Ifá fue hecha para Orunmila
El día fue él iba a tomar a Oro Modi Modi como su esposa.
Oro Modi Modi es conocida también como Odu. Este es un nombre sagrado para cada sacerdote de Ifá. Ella fue apreciada como madre de todas las esposas de los sacerdotes de Ifá. Odu Oro Modi Modi llegó a ser Orisa después de casarse con Orunmila.
Una vez, durante el día de la semana de Ifá Ose, Orunmila y algunos de sus seguidores estaban en su templo y en proceso de la ceremonia de la nuez de Kola. Salió que Orunmila iba a ser visitado por una mujer, que tenía un gran poder espiritual. Se le aconsejó que la tomara como invitada. Se le pidió que fuese cuidadoso en el trato con ella, que la agasajara con todo lo mejor que tuviera y que también debía obedecer sus instrucciones.
Tan pronto como terminó la cerebración semanal, la visitante entró en la casa de Ifá. Orunmila la saludó dándole un caluroso recibimiento. La mujer se impresionó de la forma en que Orunmila la recibió y prometió ayudarle en todos los quehaceres. Ella le propuso casarse con él y le puso a Orunmila algunas condiciones, que si Orunmila se casaba con ella, ella tenía que tener su cuarto propio. Nadie debía de verle la cara con luz. Nadie podía comer con ella. Ella no debía ver las caras de las otras esposas de Orunmila y tampoco ninguna de ellas podía ver su cara.
Entonces Orunmila llamó a todas sus esposas y advirtió que no podían abrir las puertas donde Oro Modi Modi estaba viviendo. Que nadie podía llevar luz al cuarto. Cuando ellas prepararan su comida, tenían que poner la comida en el piso delante de la puerta su cuarto. Oro Modi Modi entonces tomaría la comida y la metería al cuarto. Un día, una de las esposas de Orunmila decidió abrir la puerta para ver a la desconocida, ya que ella se preguntaba porque se le prohibía y porque no podía poner su vista en los ojos de la invitada, si ella le llevaba la comida todos los días. Cuando anocheció y Orunmila no estaba en casa, Ella llevó una lámpara (fitilá) para ver a los ojos de Oro Modi Modi. La invitada se enojó mucho más, cuando vio la luz. Oro Modi Modi estaba furiosa y le puso encima un polvo a la esposa de Orunmila, quien murió instantáneamente.
Orunmila estaba inquieto y se dio cuenta a través de signos, que algo estaba pasando en casa. Encontró el cadáver de su esposa en el piso y vio que Oro Modi Modi había desaparecido. Orunmila recitó el poema de IBGE para llamarla. Él dijo: (Se omite el verso, pero se revela como Odu delató a la esposa atrevida).
Ahora había quedado claro para Orunmila que una de sus esposas había roto el tabú y esa fue la razón de su muerte. Odu, Oro Modi Modi rehusó regresar de vuelta a casa y vivir con Orunmila. Ella prefirió permanecer en espíritu y guiar y proteger a Orunmila y enseñar la luz de su oscuridad en la vida de Orunmila. Ella prometió bendecirlo y le advirtió que cuando fuese un sacerdote de Ifá, al recibir a Odu, no tendría que haber ninguna mujer alrededor y que la comida para Odu no podría ser preparada por ninguna mujer, QUE TODOS LOS SACERDOTES DE IFA QUE RECIBIERAN ODU FUERAN SUPREMOS Y PODEROSOS SACERDOTES DE IFÁ. Hasta este día esa es la razón por la que ninguna mujer debe de ver a Odu.


Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates