Sus  senderos son: Iansá, Oía (Oyá), Oía Timboa y Oía Dirá.

Es uno de los orixás (dioses) madres más adorada en la umbanda y el candomblé.

Su nombre proviene del Yoruba “Iya Mesan”, que significa “madre de nueve hijos”. Algunos de sus sobrenombres: Cará, Diodá, Laté, Todalé, Fumí, Tená…

En las ceremonias, es la primera divinidad femenina que “surge o se presenta” al son del canto y blandiendo su espada de guerrera casi salvaje pero al mismo tiempo feliz.







En Brasil Iansá esta asociada, o es un sincretismo de Santa Bárbara (con el castillo) y Santa Juana, Oía es Santa Bárbara (sin el castillo), Oía Timboa es Santa Teresita y Oía Dirá Santa Rita. En Cuba Iansá, más conocida como Oyá, esta asociada a la Virgen de la Candelaria o Nuestra Señora de la Candelaria.




Fue la primera esposa de Ogun y más tarde la mujer más importante de Shangó, aunque se enamora con mucha facilidad y frecuencia. No es muy amante de las tareas domesticas y se mantiene a distancia de otros personajes femeninos centrales del panteón africano.




Es la reina de los vientos, rayos y tempestades y del río Níger. Es iracunda y de gran coraje, siempre fiel a sus propias convicciones y a sus sentimientos. Su carácter es fuerte, osado, guerrero, apasionado, dominador y luchador. Suele permanecer en las tierras tradicionalmente dedicadas  a los hombres, pues le gusta estar presente tanto en los campos de batalla como en los lugares de riesgo y aventura.




Iansá es la deidad que hace que los corazones latan con mayor fuerza e intensidad. Dueña de la pasión, el placer, los deseos incontrolables, los sentimientos más profundos, atrevidos, irreflexivos y desesperados, Iansá gobierna el amor fuerte y sin temor a las consecuencias.




Ella es el único orixá que no teme a los eguns (espíritus de los muertos). Los domina en las fiestas a través de su “iruexim”, que es un instrumento ceremonial que consiste en una vara de hueso, madera o metal que lleva atada una mata de cabellos de cola de caballo.




Simboliza el aspecto guerrero y protector de la Madre Divina. Es la representación y el arquetipo de la mujer valiente y decidida que lucha en cuanto se presentan los problemas, sin esperar a que el tiempo los solucione mejor o peor.

Iansá no duda en hacer cara y batallar frente a frente los poderes más peligrosos. Es fría e implacable; vela por sus hijos como una celosa madre. Destruye todo lo que obstruye su camino.






¡Iansa llega,
con una corona luminosa en su cabeza!
Iansa llega,
con el viento y la lluvia;
recorre el bosque,
sobrevuela las colinas.
¡Aquí esta Iansa,
reina del viento y de la lluvia!





Es hermosa y puede parecer reservada a todos los que la conocen mal. Se puede contar con ella en caso de necesidad. Es testaruda y cuando se lanza a una empresa nunca la abandona.

Iansá es a veces la muerte. Transporta en sus alas las almas de los difuntos. Se desplaza con la rapidez del relámpago. Es luminosa y pura como el hielo. Igual que Ogun, difícilmente se deja corromper.







Características:

Fecha consagrada para este Orixá: 4 de diciembre.

Día: miércoles.

Símbolo: el rayo, símbolo de la justicia Divina y la espada, instrumento de la ley que salvaguarda, protege y sostiene a todos. También el cuerno de búfalo, el cuchillo y la copa.

Asociaciones y vínculos: todo tipo de fenómenos climáticos, en especial las tormentas con rayos y truenos.

Planetas: luna, Júpiter.

Elemento: fuego.

Chakra: frente y corazón.

Numero: 9.

Color: rojo y blanco, predominando el rojo sobre el blanco.

Ofendas: animales, chivo, gallinas coloradas, gallineta, palomas marrones. Objetos: copas, corazones, espadas, alianzas, coronas, rayos, bucios y monedas. Comidas: poroto tapé, apeté de batata, batata frita, miel, aceite de dendé, dulce de batata, manzana roja, tamales. Bebida: champagne y licor de menta, licor de cereza. Flores: rosas roja y amarilla. Velas, blancas, amarillas, rojas.

Frutas que le pertenecen: naranja, frutilla (fresa y fresón), cereza, mandarina, frambuesa, grosella, tomate.

Plantas y hierbas que le pertenecen: bambú, morera, cerezo, mandarino, laurel, canela, geranio, azucena.

Incompatibilidades: odia la calabaza y el cordero.

Metales: cobre, hierro, zirconio, plomo.

Piedras o minerales: coral, cornalina, rubí, granate.

Perfume: pachulí.

Espíritus elementales que gobierna: hadas, silfos, sirenas y náyades.

Partes del cuerpo que le pertenecen: estomago, vagina, trompas de Falopio, huesos de la cintura pélvica, senos, sangre.

Lugares de despacho: para Iansá, en los montes cercanos a la playa o en el cementerio. Para Oía, en la playa o en cementerio. Para Oía Timboa, en las higueras, en el cementerio o en el bosque. Para Oía Dirá, en los montes cercanos a las cascadas o en el cementerio.
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

Publicidad