Latest News

Publicidad

Ogbèdí

//]]>



Un verso de un capítulo de Ifá, conocido como Ogbèdí, se refiere a este problema. Cuenta la historia de una criatura, conocida como Kankan. El invitó a trabajar a sus vecinos, en su granja. En las partes rurales de África, cuando la gente construye sus casas, no necesitan ningún tipo de préstamo. Llaman a sus vecinos, algunos carpinteros, otros albañiles, pintores y alguno que sepa de techos. Todos trabajan juntos en esa casa hasta terminarla y entonces pueda ser habitada por la familia. Esto se sigue haciendo en África. El día de mañana tal vez sea tú propia casa la que necesite arreglarse y entonces todos irán a trabajar en ella. Así, esto era lo que Kankan quería. El saltamontes fue el primero en ser invitado, a lo que éste contestó:

- “Con mucho gusto, tú eres bueno y has trabajado también para mi, pero tengo un problema.”

- “¿Cuál problema?”

- “¿Conoces a la Sra. Gallina?, Bueno, pues es mi enemiga, cada vez que me ve a mí o a mis hijos, trata de matarnos. No importa si se llena comiendo un solo saltamontes, si ve 20, quiere matarnos a los 20!, La vas a invitar a trabajar?”

- “A la gallina? Aquella que tiene plumas y vuela por todos lados?, pero qué trabajo puede hacer. No, no la voy a invitar.”

- “Entonces si iré a ayudarte.”

Inmediatamente después de dejar al saltamontes, Kankan fue a ver a la gallina y le dijo:

- “Sra. Gallina, necesito que vaya a trabajar a mi granja durante 7 días, a partir de hoy”.

- “Si, me gustaría trabajar para usted, pero tengo un problema. Conoce al Sr. Lobo?, pues es mi enemigo. Si ve a mis polluelos, los mata. No deja en paz ni a mi marido el gallo. ¿El lobo también irá a trabajar?”

- “No!, nadie invitará al lobo.”

Inmediatamente después, fue a invitar al lobo. Y el lobo mencionó al perro como su único enemigo y el perro a su vez, mencionó a la hiena y esta al cazador. El cazador mencionó a la víbora, la víbora a la rama buscadora, la rama buscadora al fuego. El enemigo del fuego fue la lluvia y de la lluvia, la sequía. Así, Kankan, invitó a todos a trabajar en su casa. Y al final invitó al sereno.

El día indicado, el primero en llegar fue el saltamontes, quien se sorprendió de haber sido el primero. Después llegó la gallina, quien muy feliz exclamó al ver al saltamontes: “Sr. Kankan, gracias por invitar a mi comida, aún no tengo hambre pero pronto la tendré y entonces, me lo comeré.” Detrás de la gallina llegó el lobo. –“Ah, así que logró traer a esta hembra.

Yo la perseguí ayer por todos lados y no la pude atrapar. Que bien, que rico!” Mientras el lobo se acomodaba llegó el perro. “Muy bien, así que todavía vives, pensé que te había matado, entonces, pronto será.” Y así fueron llegando uno a uno el enemigo de cada quien. Una vez que hubieron llegado todos. El Sr. Kankan les dijo, “Mis amigos, llegó la hora, síganme.”

Cuando llegaron a la granja, el Sr. Kankan puso a cada enemigo junto al otro y les dio la orden de empezar a trabajar. Es costumbre, que la persona que invita a trabajar a otros a su casa, cocine y les de agua cuando sea necesario. Pero, el Sr. Kankan no lo hizo así. Llegó la hora de la comida y todos empezaron a tener hambre. El primero en gritar fue el saltamontes. Y al ver todos que no había comida, inmediatamente saltaron sobre su compañero de al lado.

Así, la gallina saltó sobre el saltamontes, el lobo sobre la gallina, el perro sobre el lobo y así sucesivamente. La última era el sereno, que como no tenía enemigo alguno empezó a caer sobre cada uno de ellos hasta mojarlos tanto que empezaron a tener frío. Al sentir el frío, no les quedó más alternativa que dejar de pelear y empezar a ayudarse unos a otros.

El saltamontes le dijo a la gallina, “Mire Sra. Gallina, yo sé que mis hijos y yo somos su desayuno, comida y cena, pero lo que le pido es que si Ud. y sus hijos se llenan con 10 ó 20, no sigan comiendo más y nos permitan a los demás seguir viviendo.” La gallina dijo, “Sabe, yo tengo el mismo problema con el Sr. Lobo.

Cuando viene a cazarnos, no se contenta con una de nosotras, sino que persigue a todas y hasta a mi esposo el gallo.” Al oír el resto de los animales esto, decidieron hacer un nuevo convenio.

Y entonces todos juntos dijeron:

Ogbèdí, el gruñón,

Ogbèdí, el fuerte,

No permitas que sus

Duras orillas se vean.

No permitas que se vean.

Ifá fue creado por Kankan

Al pedirle al saltamontes que le ayudara

En el trabajo de su casa.

El le pidió a la gallina,

El le pidió al lobo

El le pidió al perro

El le pidió a la hiena

El le pidió al cazador

El le pidió a la vara

El le pidió al fuego

El le pidió a la lluvia

El le pidió a la sequía

Y al final le pidió al sereno.

Al reunir a todos, arruinó el mundo actual.

El sereno llegó y compuso la situación.

Sereno, ven y haz los arreglos.

No te das cuenta que haciendo las cosas por la fuerza, es como se arregla

El mundo actual.

Sereno, ven y haz los arreglos.

UN NUEVO CONVENIO

No será destruido.

No será destruido.

El mundo no será destruido en nuestro tiempo.

Ifá lo evitará
Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates