Latest News

Publicidad

OYA Y SHANGO:

//]]>



Una bella historia de amor.
Existe un mito sobre esta deidad, según el cual, Oya fue un antílope que se transformó en mujer.
Cada cinco días cuando iba al mercado en el pueblo, se quitaba su piel en el bosque y la escondía en un arbusto.
Un día Sàngó la encontró en el mercado, le impactó su belleza y la siguió al bosque, vio entonces cuando se puso la piel y se convirtio en un antílope.
Al siguiente día de mercado, Sàngó se escondió en el bosque y después que Oya se convirtió en mujer y fue al mercado, tomó la piel, la llevó a su casa y la ocultó en las vigas.
Cuando regresó al bosque se encontró a Oya, quien trataba desesperadamente de encontrar la piel.
Sàngó la llevó a casa a donde sus otras dos esposas.
Òsún y Obba, estas aún no le habían parido ningún hijo.
En cambio muy pronto Oya se convirtió en la madre de gemelos.
Llenas de celos, las otras dos esposas preocupaban diariamente a Sàngó, preguntándole por el secreto de la nueva mujer ¿De dónde venía? ¿Cuál era su familia?
Al final Sàngó cedió.
Le dijo a una de sus esposas cómo había encontrado a Oya, haciéndole jurar que guardaría el secreto.
Sin embargo, las mujeres comenzaron a cantar una insidiosa y burlona canción: Ella come, ella bebe y su piel cuelga de las vigas.
Oya se excitó mucho al oír estas palabras.
En cuanto estuvo sola buscó en las vigas, encontró su piel, se convirtió en antílope y huyó al bosque.
Cuando Sàngó regresó la persiguió y trató de hacerla regresar a él.
Desafiadora, lo atacó con sus poderosos cuernos, pero Sàngó la aplacó, poniendo un gran recipiente de razupo de frijoles frente a ella. Contenta con el ofrecimiento de su comida favorita.
Oya hizo las paces con Sàngó y le dio sus dos cuernos.
Cada vez que la necesitaba, sólo tenía que golpear un cuerno contra otro y ella venía en su ayuda.
Cada vez que hay una tormenta fuerte con árboles arrancados de raíz o grandes ramas partidas y los techos de las construcciones arrancados, los yorubas creen que Oya, la esposa de Sàngó, está en acción.
Se cree que ella precede o acompaña a su esposo cuando hay una tronada.
Cao cabecile Xango...!!!!
Eparrey Oya...!!!!
Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates