Escrito por Araba Ajegunle Offaland

K’ á jí ń’ jií.ń-jí kùtùkùtù,
K’á bá’ rá òrun pàdé;
K’ á jí ń’ jií.ń-jí kùtùkùtù,
K’á bá’rá òrun gb’ ìmò pò:
K’ á jí ń’ jií.ń-jí kùtùkùtù,
K’á tètè dé’ dìí ‘rókò sin elébo
Permítenos beneficiarnos despertándonos temprano cada mañana,
Para estar a tiempo para conocer a nuestro ángel del cielo;
Permítenos beneficiarnos despertándonos temprano cada mañana,
Para estar a tiempo para conocer a nuestro ángel del cielo;
Permítenos beneficiarnos despertándonos temprano cada mañana,
Para alcanzar la base de Ìrókò (árbol) antes del perturbante tráfico de los sacrificadores.
Las plegarias son ofrecidas, no solo en la alabanza, sino también en cualquier momento y en cualquier lugar según el adorador sienta que la ocasión lo demanda. La gente comúnmente se detiene en las capillas a mitad de su camino para ofrecer breves oraciones; o de manera muy personal oran a su divinidad, quien ellos creen que esta presente a pesar de que no puedan verla, mientras van caminando o mientras realizan sus actividades. Usualmente, las mujeres son más religiosas y son a las que comúnmente se les pide ver en su practica a un lado de las capillas, de los árboles sagrados, los libros sagrados, en los cruces de caminos, o en cualquier otro lugar marcado con algunos signos sagrados, pidiendo la bendición en su viaje, su trabajo, su familia, o sus asuntos personales. Las plegarias ejecutadas en todo momento forman parte de la vida diaria de los Yorùbá.
#PortalAfricanista
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

Publicidad