Latest News

Publicidad

Orisha Oko

//]]>
Orisha Oko - Por Aguila de Ifa
Orisha dueño de la tierra, la agricultura y las cosechas, patrono de los labradores. Proviene de territorio Saki, al oeste de Òyó. Orisha Oko es considerado árbitro en las disputas entre los Orishas sobre todo los que se suceden entre las mujeres. En los juicios de los Orishas es el Juez. Es muy trabajador y casto, a pesar de que sus testículos cuelgan hasta el suelo (lo que hace alusión a su nombre). Este Orisha asegura la prosperidad de la tierra y las Abejas son sus mensajeras. Las Abejas son el símbolo del carácter de sus hijos, trabajadores y organizados y se asemejan a estas al elegir a las personas que los rodean. Las Abejas también son símbolo de sabiduría y organización. Las mujeres estériles recurren a este Orisha.
Junto a Oggué y Oké, forma la trinidad responsable de las cosechas, las lluvias y el fuego interior que hace parir la tierra y los animales. Es el responsable de proveer de alimentación vegetal, ya que es el espíritu mismo de la tierra y espíritu generador que alienta a las plantas y a los animales. Ese espíritu que devora hasta disipar los cadáveres que le entregan Yewá, Oyá y Babalú Ayé.
Este santo tiene dos aspectos. En el día es un hombre apuesto y varonil, en la noche es la mueca de la muerte en compañía de sus amigos del cementerio. Este Orisha habla solo por la boca de Yemayá y todo santero debe recibirlo o tenerlo por itá, por que él representa la tierra que pisamos, en ella vivimos y alguna vez regresaremos. Al recibirlo nos da la firmeza de la vida.
Se compone de varios personajes, el propio Orisha Oko llamado Kulua, Kori Koto, Poolo, Inle, Oggún y Aína. Se dice que Kulua fue un rey tirano que se contagió con la lepra, se refugió en el monte y se curó gracias a Ozaín. Más nunca quiso ser rey y se hizo agricultor.
Kori Koto representa el aspecto nocturno y espiritual. No debe ser confundido con la Orisha del mismo nombre, pero de origen Arará. Este aspecto nocturno de este Orisha tiene un término místico al cual se le dice Iwi. Es el disfraz de la muerte que toma este Orisha y lo manejan los Babalawos. Esos Caracoles (Ayé) en forma de tirabuzón representan a Kori Koto y se llaman Kerikete. Es un Orisha muy viejo sin sincretización conocida. El disfraz de él es su aspecto y relación con Ikú. Esto está representado por los ocho caracoles de varios colores.
Osobo es hijo de Okoto y rey de la tierra de Egbadó. Es Omó Odara Olofin (hijo de Dios) y espíritu que vitaliza el cuerpo de los hombres y de la naturaleza. El secreto de Orisha Oko de Ifá, en tierra Egbadó está representado con un muñeco con su carga.
Poolo es flautista y cumplimenta a estas deidades. La teja se llama Ibolé y antes de pintarla, se consagran una piedra de rayo (Odu Ará), moñinga de res (Obana Yeku) y oyé de narigones de buey (usadas mejor), herradura de buey, reja de arado o rompe tierra que, usado, tiene el aché de la tierra, un palo o jan en forma de coa puntiaguda, su tabla de madera pintada, con sus dos collares en las puntas, los bueyes que representan a Oggué, el nacimiento; dos Cocos (Cocos nuciferas)
La similitud de Orishaoko y Olokun tienen dos aspectos que son espíritus interiores, Samugagawá y Akaro correspondiente a Olokun, Orishaoko también tiene dos, Oko, espíritu masculino de Orishaoko en su aspecto diurno y Korikoto que su aspecto nocturno o Iwi, disfraz de la muerte que toma Orishaoko.
Iwi es uno de los términos místicos que tiene nuestra religión y están en poder de los Babalawos, pero los Iworos pueden manejarlos de igual forma con sus variantes.
Los secretos de este Orisha son tan profundos que son pocos son los que hoy en día conocen el secreto de Orisha Oko, su acompañante fundamental es Kori Koto, que es un Orisha muy viejo que no tiene representación católica, el disfraz en su aspecto y relación con Ikú, Korikoto se representa por los 8 caracoles de variados colores que acompañan a Orisha Oko, a veces se le rompen estos caracoles, no por que los lleve sino por desconocimiento, nuestra religión de trabajar mucho en sentido ritual por lo menos en las jerarquías menores (Aróstegui, 1995).
Con respecto a Orisha Oko, por supuesto que también se acusa a los Babalawos que se apropiaron de él y nuevamente hay un error, por no llamarlo una mentira. En Ifá existen divinidades que se entregan por Ifá y en muchos casos, esas mismas se entregan por Ocha. Esto no le quita ni le da más poder a una o a la otra y trabaja el mismo principio que con otros Orishas. Una de las críticas que muchos hacen a las deidades de Ifá, es que estas se sellan con cemento. Vamos a ponerlo claro: El cemento es solo uno de los tantos receptáculos que usamos en la religión. Tú no adoras las soperas, tú adoras lo que está dentro de ellas. El cemento, ASUMO que se comenzó a utilizar, porque era un material de fraguado rápido y de esta forma, alejaba los ojos de los curiosos que siempre quieren ver que es lo que hay dentro de un secreto. En Nigeria estos secretos se sellan con una arcilla roja que presenta un alto contenido de hierro y seca bastante bien y es una característica del suelo en aquellas tierras. Lo cierto es que se sellan y no creemos que se adore la arcilla.
También se critica la forma física del Orisha. Orisha Oko de Ocha es válido y eficaz y aunque no tiene cemento, si tiene unos bueyes de plomo o del material que se haga más fácil hacerlos, que son un agregado que fue introducido en la Isla. Si analizamos bien, tanto el Orisha Oko de Ocha, como el de Ifá y el nigeriano de Oyó, son diferentes y no creemos que por ello se tenga que entrar en ofensas, solo por las diferencias físicas que puedan existir, pero como puedes notar, de todo hay en las viñas del señor.
Sin importar de que tradición se trate, si nos ponemos a criticar los aspectos negativos de las divinidades de una u otra tradición, así como se critica por ejemplo el uso del cemento, otros podrían criticar los bueyes de plomo de Orisha Oko y otros podrían criticar el Orisha Oko de Oyó, porque este está representado por dos varas, una con la terminación de un pene y la otra con la terminación de una vagina y son colocadas como bastones que descansan en una cazuela de barro como la que se emplea en Cuba. El Orisha Oko de Ifá Afrocubano, tiene su carga debajo y lleva sus dos bastones que descansan en la cazuela de barro, pero son chicos, no como los de Nigeria. Aun cuando son similares, son solo formas diferentes de adorar una misma divinidad, dentro de la misma religión, pero en tradiciones diferentes que fueron creando sus propias variantes.
Los bueyes de plomo en el Orisha Oko, como en el caso de las herramientas de Oduduwa, son simbólicos y no determinantes. El Olorisha no adora los bueyes, estos son solo parte del sincretismo utilizado y en honor a San Isidro Labrador, que es con quien se catoliza a Orisha Oko. Nuevamente lo que vale es el CONCEPTO. Es irrelevante el hecho que el Orisha Oko de Ocha no se parezca al de Ifá y que tampoco se parezca al de muchas partes de Nigeria, porque en realidad en todos los casos, se mantiene la idea fundamental: DEIDAD del PENE, o de los testículos, (representada por una teja y dos cocos) e instrumental en la procreación y la fertilidad, y por lo tanto en la conservación de la especie humana (Orisha Oko = Orisha de los Testículos). Con respecto al Orisha Oko de Ifá Afrocubano, podemos decir que también el cemento es un simbolismo cubriendo la carca y representando los surcos de la tierra, ya que al final, eso es lo que es el cemento.
Como ya te dije, los bueyes también son agregados afrocubanos, pero para el conocimiento general, el ritual que se le hace a Orisha Oko por Ifá, lleva tres días de tambores que representan los festejos que aun se le hacen en Nigeria a esta divinidad. Esto no es nada inventado, ni mucho menos es la MONOPOLIZACION DE ORISHAS. Esto es lo que es y no lo que se quiere que sea. Todo en el Ifá Afrocubano tiene un Odu que avale las cosas que hacemos y no es por un objetivo de cambiar o encarecer una deidad que bien se ha podido mantener simple, como se nos quiere acusar. Pero tanto la vertiente Afrocubana, como todas las nigerianas le colocan a sus deidades de Ocha o de Ifá, las cosas que marcan sus propias TRADICIONES y CULTURAS (Gámez et al, 2010). Claro que si quieres consagrarte en Orisha Oko en Nigeria, prepara una buena maleta, porque allá la ceremonia dura TRES MESES. Menos mal que nosotros aumentamos por el gusto a las deidades con nuestros secretos.
En el sincretismo es con San Isidro Labrador (15 de Mayo). Su color es el rojo y blanco. Su número es el 7 y sus múltiplos.
Ofrendas a Orisha Oko: Se le ofrendan todos los frutos cosechados, todo tipo de carnes secas, ñames, frijoles, etc. Se le sacrifican chivos (Ounko), palomas (Eyelé) y Gallo (Akukó). Sus hierbas (Ewe) son la bibijagua o campana, bejuco colorado, bejuco perdiz, bejuco guaraná, bejuco lechero, boniato, jiba, ñame, peregún, chirimoya y peonía.

#PortalAfricanista
Imágenes del tema de konradlew. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates