#PortalAfricanista #Patakies


Un día Obbatalá llegó a su casa y se encontró a Babosa tomando de su otí. Después de maldecirla, acometió su persecución.

El animal despavorido corrió a esconderse en el monte, pero sin saberlo, su baba fue dejando el rastro que Obbatalá seguiría implacablemente.

Cuando el Orisha al fin le dio captura, se la comió y dijo que como castigo en lo sucesivo se comería a Babosa cada vez que la encontrara.
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

Publicidad