#PortalAfricanistaMANDAMIENTOS DE UMBANDA · 1er.Mandamiento: Asistir a las ceremonias de Umbanda con respeto. Antes de uniformarnos realizar el correspondiente baño de descarga y uniformarnos lo más pulcro posible. Recordar que vamos a participar de un ritual religioso y que nos debe el mayor respeto y devoción para con las Entidades y nuestra Religión. Dicho baño tiene como fin purificar nuestro cuerpo etérico, que facilitará la apertura de nuestros puntos energéticos o chacras que facilitaran la percepción de las distintas energías y sobre todo nuestra incorporación, llegado el caso. Al ingresar al Templo se pide licencia para poder ingresar al mismo y luego se saluda (bate cabeza) en el Congal y la Aruanda pidiendo protección al Pae Oxalá y al Jefe espiritual. Con relación a esta devoción debemos subrayar, que el batir cabeza no es por el simple respeto que nos impone el lugar, sino también, porque sabemos que nos vamos a encontrar con fuerzas sagradas, emanadas de las jerarquías Espirituales o sea nuestros Orixás. El espacio reservado al Congal es el más sagrado, es un lugar imantado, donde se fijaron fuerzas o sea, vibraciones y energías positivas, que deben estar siempre limpias de fluidos negativos, lugar donde (incluso) las propias Entidades Espirituales firman sus puntos riscados o grafías. Consecuentemente, al ingresar en este espacio es obligación descalzarse, como símbolo de respeto y mantenimiento de las buenas vibraciones. Por otra parte el estar descalzos refleja la igualdad entre todos quienes participan del ritual. Luego de ingresar al Congal y ubicarnos en la línea, mantenernos en silencio y concentrarnos para el ritual. La concentración así como el baño de descarga armonizan nuestras energías, las cuales por medio de la defumación nos permiten maximizar las energías positivas propias y del entorno, para experimentar en su máxima expresión las vibraciones emitidas por las Entidades Espirituales. También recomendamos, que al ubicarnos en la corriente, mantengamos una actitud acorde con el ritual que se va a realizar, en nuestra Casa religiosa las corrientes deben de estar equilibradas y armoniosas, es decir, en canto de los puntos, aplausos, saludos y movimientos rituales. · 2do.Mandamiento: Cumplir sus obligaciones anuales con la Ley. El segundo mandamiento nos recuerda nuestras obligaciones con la Ley, por tanto, aquellos iniciados que cuentan con sus aprontamientos ofrendarán en su respectivo reino a la Entidad homenajeada, o sea, la Entidad de Cabeza. Este ritual de comunión entre la Entidad Espiritual y el iniciado, sumado a la energía emanada por esa manifestación de la naturaleza en la que se realiza la ofrenda, lograrán la armonía vibratoria de los elementales donde se encuentran nuestras raíces, el espíritu (médium) y el universo circundante creado por Nzambi. Así como los médium prontos deben de ofrendar en el reino correspondiente a su Entidad de cabeza, dependiendo de cada casa el resto de los mediums deben concurrir al Templo, uniformarse, encender una vela en forma de agradecimiento y homenaje a la misma. Una de las actividades más importante es, sin dudas, el aniversario del Templo Religioso al que pertenece, no solo por el respeto que nos merece como madre y/o padre espiritual, sino por un hecho no menor, como lo es la oportunidad de poder pertenecer a una casa religiosa. La importancia de ello estriba en que el Mundo Espiritual cuenta con un medio más para transmitir sus enseñanzas y poder cumplir con los fines de nuestra religión. · 3er.Mandamiento: Ayudar a los que sufren. El amor universal que nos plantea nuestra Umbanda está claramente reflejado, en el tercer mandamiento. Ayudar a los que sufren. No en vano la Caridad, es un fin y un fundamento de la Umbanda. Este mandamiento nos invita a dejar la cómoda forma de vivir egoísta, para prestarnos a ayudar a nuestros hermanos más necesitados y no solamente a ayudar, sino también ayudarlos a encontrar la forma de ayudarse a sí mismos. Como reza aquél viejo adagio: “...no solamente dar pescado, sino enseñar a pescar..” Poner en práctica el primer fin de la Umbanda (caridad) todas las veces que sea necesario, es decir, dar apoyo a los Espíritus encarnados (personas) y pedir luz para los Espíritus desencarnados, egunes (Espíritus en evolución). Pues sí, entendemos la caridad como medio de desarrollo espiritual para todos aquellos que lleguen hasta nuestros centros religiosos, de corazón abierto y mente dispuesta en búsqueda de ayuda. Tener siempre la disposición de ayudar o brindar palabras de consuelo a toda persona que lo necesite en todo lugar y hora. · 4to.Mandamiento: Ayunar y Abstenerse de alcohol y carne vacuna cuando lo disponga la Ley. Casi todas las religiones, contienen en sus normas o reglas espirituales, algún tipo de sacrificio, ayuno o abstenciones para honrar a la divinidad. La Umbanda en su cuarto Mandamiento, nos recuerda que debemos ayunar y abstenernos de beber alcohol y comer carne, cuando así lo requiera la Ley. Cuando el iniciado se encuentra en proceso de aprontamiento o cumplimiento de algunos de los sacramentos, es preciso contar con la mayor pureza física y energética posible para armonizar nuestro cuerpo físico y el cuerpo astral. En los rituales de iniciación es sumamente importante la preparación del lugar sagrado, sea en el Templo o en la naturaleza, para recibir las vibraciones de las Entidades Espirituales. Del mismo modo, se debe preparar y armonizar nuestro cuerpo físico, para que este en total concordancia con el entorno Espiritual, que lo amerita. · 5to.Mandamiento: Ayudar en los trabajos espirituales y ceremonias. Estar dispuesto a colaborar y ayudar en todos los trabajos que se realizan en el Templo, sean materiales y/o espirituales. En los trabajos espirituales una de las principales tareas es el cambonear, para ir adquiriendo conocimiento y experiencia, por lo cual esta función es de vital importancia. Este mandamiento no solo se refiere a las actividades estrictamente ritualísticas sino que debe de ir acompañado en todas las tareas inherentes al Templo (limpieza, decoración y preparar los materiales), vale decir, querer el Templo como si fuera nuestra propia casa, pero sumándole que tienen un objetivo sublime. · 6to.Mandamiento: Estudiar y observar la Ley de Umbanda. El sexto Mandamiento dice textualmente: Estudiar y observar la Ley de Umbanda. En esta parte nos gustaría detenernos un momento, porque entendemos que este mandamiento es de suma importancia filosófica y religiosa. Para aquellos que nos observan y desconocen en profundidad nuestra Religión, puede parecer que a los umbandistas no nos interesa la elevación espiritual y el desarrollo intelectual. Que mal que les pese a aquellos que tienen mala intención en su apreciación; pero si su visión es producto de la ignorancia, este mandamiento también está para esclarecer su desconocimiento. Si el interesado lector llegó hasta aquí, sin lugar a dudas que el camino estará bastante allanado, no obstante ello intentaremos profundizar un poco más en la mística y esoterismo de nuestra Umbanda. Estudiar y observar nos pide este mandamiento, en efecto, el estudio sobre la Umbanda no solamente se remite a la lectura de sus fundamentos, fines, sacramentos, líneas, etc., sino además, observar y analizar todas las experiencias que como médiums umbandistas vamos viviendo. Esto tiene como fin desarrollar la percepción e intuición que nos servirán como herramientas para ayudar al prójimo. Es decir, cultivar y desarrollar estos sentidos que la ciencia y la tecnología moderna han desechado en pro del desarrollo del intelecto y raciocinio. Pero, que no se nos mal entienda, nosotros creemos que estos sentidos (intelecto y raciocinio) son importantes para el ser humano, siempre y cuando sean usados por el bien de la humanidad y no para clasificar a la gente en más o menos inteligentes. Efectivamente, el médium umbandista místico y esotérico, sabe que, a pesar de no poder percibir por los sentidos más ordinarios, existen junto a nosotros otras formas de vida que interactúan con nosotros y que si solicitamos sus servicios para ayudar, estarán prestos a colaborar con nosotros. Ésta es otra área de la vida donde el mal uso del intelecto y raciocinio han jugado en contra de la evolución del hombre. Además, es responsabilidad de nosotros (los médiums umbandistas) tener un vasto conocimiento sobre espiritismo, reencarnación, esoterísmo, mitología, simbología, entre otros temas mas, ya que estas filosofías son aquellas que, muchas veces, nos dan las herramientas para ayudar a esclarecer y comprender problemas y dudas de muchas personas que llegan para pedir ayuda. De manera que, estudiar las doctrinas, observar todos los rituales e interiorizarse de los mismos, es de vital importancia para el desarrollo del médium. Concurrir a los eventos, foros y jornadas que sean de provecho para aumentar nuestros conocimientos religiosos, como otras actividades que enriquezcan nuestro desarrollo son elementos vitales para el cumplimiento de este mandamiento. También debe de pasar por un estudio comparativo entre las doctrinas que imparte la Umbanda con las que rigen otras religiones, como así también profundizar en el origen de estos mandamiento y el fin que persiguen para cada uno de nosotros. · 7mo.Mandamiento: Practicar la Ley de Umbanda según las instrucciones de los guías espirituales y concurrir de corazón limpio y puro. Escuchar, analizar y reflexionar todos los mensajes dados por las Entidades y tratar de practicarlos en todas nuestras actitudes. Ingresar al Templo sin envidia, celos o resentimientos que puedan perturbar el buen desarrollo del ritual. Como puntualizamos en el primer Mandamiento, la fuerza del pensamiento es la principal fuente vibratoria de nuestra Umbanda, de modo que, a pesar de entender lo difícil que se nos suele hacer despojarnos de algunos sentimientos, es importancia suma, transformar o abstenernos de dichos pensamientos y poner todos nuestros esfuerzos en lograr lo antedicho. Esto nos pone como primer tarea, conocernos a nosotros mismos y buscar por medio de la senda del crecimiento personal, (Evolución, 3er. Fundamento) la vía de ascenso hacia el Creador. Esto es, ni más ni menos, ir descubriendo nuestro propio karma, la razón de nuestra existencia y poner la mejor buena voluntad para cambiar, en beneficio nuestro y del prójimo. Sin embargo, según las instrucciones de las Entidades Espirituales es menester, además, tener presente la aceptación, tolerancia y respeto por las demás creencias, ideas y pensamiento que otras personas puedan ostentar. Que los elementos y herramientas que nos brinda la Umbanda, sean usados únicamente para defendernos y no para atacar o discriminar a nadie. Si el Creador entiende que nuestro lugar es la Umbanda pues respetemos el lugar que han escogido o se les han asignado a otros; es más, la reencarnación y el Karma explican claramente estas vivencias o experiencias de vida, ya que todo tiene sentido en el sistema creado por Nzambi.-
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

Publicidad